LA PAZ ES POSIBLE.

Una MENTE ILUMINADA percibe por CONCEPTOS y no se deja llevar por elloos.
Un CORAZÓN ILUMINADO percibe por SENTIMIENTOS, y no se deja llevar por ellos.
Un FÍSICO ILUMINADO, percibe por SENSACIONES, y no se deja llevar por ellas:
Y NO DEJARSE LLEVAR es distinto a no hacer algo por MEJORAR NUESTRO MUNDO como realidad más cercana... ¿POR DÓNDE QUIERES EMPEZAR? (Isaac Fdez. de la Villa)...

sábado, 24 de abril de 2010

LOS NUEVOS ESCLAVOS NOS CREEMOS LIBRES.



ISAAC FERNÁNDEZ DE LA VILLA.

Las sociedades “desarrolladas” han ido escondiendo el significado de la palabra Esclavitud, para que no podamos verlo dentro del sistema de sumisión que nos han impuesto y se globaliza. El cual, ha sido capaz de hacernos creer, no sólo que la esclavitud en nuestras sociedades no existe, sino que todos los que la integran son totalmente libres, quizá porque pueden poner un papel en una urna de vez en cuando. Sin embargo, si vamos al diccionario y buscamos la palabra Esclavitud nos encontramos: 1.- Estado de esclavo. 2.- Sujeción rigurosa y fuerte a las pasiones y afectos del alma. 3.- Sujeción excesiva por la cual se ve sometida una persona a otra, o a un trabajo u obligación… Y nótese aquí el significado: Sometimiento de una persona a otra, o a un trabajo u obligación. ¿Nos suena?... ¿No trabajamos la mayoría por la fuerza, obligados por numerosas circunstancias?... ¿No tememos que nos despidan por que estamos sometido al miedo de perder la casa hipotecada?... ¿No estamos sometidos a constantes extorsiones camufladas e impuestas por personas, entidades, y numerosas obligaciones?... Realmente estamos muy lejos de ser libres.
Analizar nuestra libertad requiere de una percepción equilibrada y acorde a nuestra verdadera meta como seres humanos, que no es otra que la de Ser Felices. Meta que para ser conseguida en plenitud (y es aquí donde los sistemas políticos y económicos egoístas no hacen hincapié), se requiere que todo nuestro entorno también alcance niveles aceptables de felicidad, porque nuestra felicidad siempre se verá afectada por el entorno, aplicándose esto hasta los países y continentes, que ahora, con la crisis económica, podemos ver más claramente cómo se ven afectados unos por otros. Y cómo las crisis provocadas por unos, la suelen sufrir de forma más grave quienes menos culpa tienen.
Si tú y tu familia mueren de hambre mientras ves que otros tiran la comida ¿qué harías?... Si vez que invaden tu país para robarte las riquezas naturales, como el petróleo, ¿qué harías?... Si vez que tu país fue expoliado hace siglos y aún sigue siéndolo pero de otras formas, ¿qué harías?...
En estas sencillas suposiciones se halla implícita la verdadera raíz de numerosos problemas sociales; la inmigración, la delincuencia, el terrorismo, las revoluciones violentas o democráticas, la drogadicción y el entramado que se lucra con ella... Que no son más que manifestaciones llamativas de los numerosos desequilibrios sociales que se vuelven ofensivos para la conciencia de quienes los padecen. Y esta raíz del conflicto, ya no sólo se genera por causa de hambres y miseria como antes, sino que con la nueva sociedad de consumo, se da la circunstancia de estarse educando y programando mentalidades para ser competitivas, egoístas, y consumidoras, para luego, las personas así programadas tener las suficientes opciones de poder consumir de la forma que se les programó: Entonces escogen el camino fácil, la corrupción política o empresarial, y de allí hacia abajo en todos los niveles del sistema social instaurado, hasta llegar a la deshonestidad de quien puede vendernos algo más caro, simplemente porque nos vio cara de tener más dinero que otros; y de igual forma surge la delincuencia en todas sus manifestaciones. Porque a todos nos programaron para ser ricos, pero no todos pueden llegar a serlo, y muchos pierden los escrúpulos para ejecutar las directivas programadas en sus mentes mecanizadas, donde murió la reflexión y el raciocinio que nos caracteriza como humanos. Y lo peor es, que de estas raíces causantes de los conflictos humanos de convivencia, apenas se habla en los medios de comunicación, para mejor estos, seguir apoyando el avance de los estados policiales, y hacernos cada vez menos libres sin que nada se solucione realmente: Porque precisamente los dueños de muchos de estos medios de comunicación, llegando a ser ricos se hicieron adictos a serlo aún más, por estar atrapados un aberrante ciclo ambicioso. Ya que lograr alcanzar altos niveles de felicidad hacia nosotros y el entorno, no es posible si nos guiamos por personalidades egoístas, pues precisamente por ellas es que caemos en los círculos viciosos de la aberración evolutiva, donde en vez de alejarnos de los animales de donde provenimos, nos hacemos peores que ellos. Pues buscamos ser felices con la obtención de cosas que por ellas mismas no nos la proporcionará, para obteniendo y obteniendo cada vez más satisfacciones al conseguirlas, siempre la monotonía vendrá para llevarnos al principio, y de nuevo caer en buscar más cosas que poder obtener; y así vamos en pos de ellas de nuevo… Hasta que la vejez o la enfermedad acaban con el ciclo, una vez quedamos sin fuerzas por la estresante y aberrante búsqueda de una felicidad totalmente falsa; donde sólo pudimos encontrar alegrías con fechas de caducidad.
Así dejamos nuestras vidas en inútiles esfuerzos por alcanzar y mantener el falso “Estado de Bienestar” que tanto nos han vendido desde décadas atrás.
Y así, la humanidad pasó de abolir la esclavitud corporal, para terminar siendo esclavos de nosotros mismos al dejarnos someter por los demás, bajo circunstancias cada vez menos naturales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENTRADAS RECIENTES