LA PAZ ES POSIBLE.

Una MENTE ILUMINADA percibe por CONCEPTOS y no se deja llevar por elloos.
Un CORAZÓN ILUMINADO percibe por SENTIMIENTOS, y no se deja llevar por ellos.
Un FÍSICO ILUMINADO, percibe por SENSACIONES, y no se deja llevar por ellas:
Y NO DEJARSE LLEVAR es distinto a no hacer algo por MEJORAR NUESTRO MUNDO como realidad más cercana... ¿POR DÓNDE QUIERES EMPEZAR? (Isaac Fdez. de la Villa)...

jueves, 28 de abril de 2011

EL MUNDO DE LOS SUEÑOS ROTOS



¿Quién es feliz en este mundo?... 

Todos nacimos soñadores, y soñando ser tal o cual cosa creamos nuestra realidad, pero olvidamos que nuestra realidad, se ve influenciada por los sueños de otros, por otras realidades. Y si alguien soñó ser bombero, creó un fuego que apagar, y si alguien soñó ser policía, creó un ladrón a quien atrapar, mientras este, soñaba no ser atrapado nunca…
Para finalmente, todos caer atrapados en el mundo de los sueños, que pareció interesante durante algún tiempo, hasta que los sueños de algunos fueron el infierno de muchos, y se nos olvidó cómo salir del mismo, para quedar encerrados en un bucle donde nuestro poder para soñar, fue eclipsado por soñadores más poderosos que nosotros.
De ahí, que el mejor sueño, o deseo que un ser humano harto de sus sueños rotos puede tener, es SOÑAR CON NO SOÑAR MÁS: DESEAR, NO DESEAR MÁS…
Entonces, de pronto pero no tan pronto, los sueños se desvanecen y los poderes de otros en nuestra vida ya no intervienen… La libertad se presenta sin pertenecernos, y en la libertad presente, el poder de salir de la pesadilla aumenta, para en ella sentir que nuestro nuevo juego, nuestro nuevo sueño, ya no es algo para nosotros solamente, sino que existe la compasión por los que perdidos, aún siguen en el juego siendo partes del ser que somos, el cual, escondimos durante eones bajo capas de sueños programados… 
La carga personal, entonces deja de pesar, aunque el pesar continúa a nuestro lado, porque a nuestro lado siguen los soñadores sufriendo las mismas pesadillas de las cuales logramos liberarnos. Encontramos la salida, y aunque aún no hayamos salido del todo, salimos del infierno para convertirnos en bomberos de los infiernos de otros, que comienzan a estar cansados de arder, en ardides absurdos de felicidades nunca encontradas; porque fueron difuminadas por los sueños de otros, más soñadores con poderes, controles, y necesidades innecesarias dependientes del sacrificio de otros, aunque en el sacrificio de otros , esté el propio de ellos sin que aún lo sepan…
Es por esto que todos somos uno, porque estamos unidos en lo mismo, en la misma trama de una película inacabada que no tiene final feliz mientras no deseemos darle fin:
¿Quieres ser rico?... Para serlo, se han de crear pobres.
¿Quieres ser famoso?... Para serlo, se han de crear no famosos.
¿Quieres ser asesino?... Para serlo, han de haber asesinados.
¿Quieres ser feliz?... Para serlo, primero has de experimentar la infelicidad…

¿Quieres salir del sueño?... DEJA DE DESEAR, DEJA DE SOÑAR, DEJA DE CREAR POSIBILIDADES QUE REQUIEREN LA CONSIGUIENTE POLARIDAD OPUESTA A TU DESEO… Y SERÁS LIBRE DE VERDAD..., CUANDO PUEDAS OBSERVAR Y SENTIRTE, SIN JUICIOS NI PREJUICIOS, SIN MALO O BUENO, SIN MEJOR O PEOR, SINO POR SABER A CIENCIA CIERTA, LO CONVENIENTE Y NO CONVENIENTE PARA TU ACTUAL EVOLUCIÓN Y LA DE AQUELLOS, POR LOS QUE TU AMOR SE MANIFIESTA CADA DÍA  MÁS, EN SIMPLE COMPASIÓN.

Isaac Fernández de la Villa.

LOS TIEMPOS PASADOS ¿FUERON MEJORES?



Como seres humanos educados en sociedad, podemos considerar la felicidad como el sentimiento que tuvimos cuando vivimos tal o cual acontecimiento. De ahí que muchas personas mayores, y otras no tanto, dejaron la felicidad en el pasado: 

“Todo tiempo pasado fue mejor”, dicen hasta los poetas, que usando sus almas para escribir poesía la desconocen realmente cuando proclaman tan absurdas afirmaciones.

No hay cosa más triste para un ser humanos que dejar toda posibilidad de ser feliz en el pasado. Haciendo esto, sólo nos sentiremos vivos recordando momentos muertos, trayendo a nuestro presente viejos datos archivados en la memoria, fáciles de llamar gracias a retratos y álbumes de fotos: Realmente ¿es así cómo queremos esperar la muerte?, ¿sin esperanza alguna de ser felices nunca más?...

El Buscador sabe que aunque su cuerpo esté muriendo y no pueda mover ni los ojos para ver, mientras tenga Conciencia nunca dejará la búsqueda, porque de sus investigaciones aprendió que la muerte no existe y la Conciencia se perpetúa más allá del trance que consideramos el fin de nuestra vida.

Nunca digas: ¿Por qué es que los tiempos pasados fueron mejores? Porque nunca preguntarás esto sabiamente.” (Eclesiastés 7,10)

Estamos rodeados de personas que se creen felices. Ellos dicen:
Soy feliz comiendo tal cosa.
Soy feliz cuando hago tal deporte.
Soy feliz cuando no tengo que madrugar.
Soy feliz cuando estoy con mí ser amado.
Soy feliz cuando gano y gano más dinero. 

Y algunos llegaron a considerarse felices, no por lo que hacen con sus riquezas, pues se aburrieron de todo, sino viendo cómo aumentan sus ganancias; en ver como crecen sus riquezas materiales pusieron su felicidad, ya no en el uso que les da a las mismas.

Realmente todos queremos ser felices, pero nos estancamos porque no estamos buscando esto realmente, quien realmente lo hace, procura liberarse de las ataduras materiales para elevarse hacia los grados de felicidad que le son desconocidos. Y quien puso la felicidad en manos del aumento ganancial o en la posesión de las cosas, pierde su tiempo y esfuerzos en lograr mantenerse en un mismo tipo de felicidad que vendrá y se irá constantemente porque las felicidades terrenales poseen el efecto muelle:
La felicidad vendrá hoy cuando vemos aumentar nuestras ganancias económicas, pero nos angustiaremos mañana cuando vemos que dejamos de ganar como ayer. Y hasta nos hicimos capaces de sufrir aún cuando seguimos teniendo ganancias, “porque no fueron tan sustanciosas como en ocasiones anteriores”, y lo más absurdo de los seres humanos que en estos mecanismos cayeron, es que los hay que sufren aún teniendo dinero para vivir como ricos y cómodamente por cientos de vidas; sufriendo aún cuando ganan diariamente lo que ya no tienen tiempo de gastar.

Seamos ricos o pobres, la mayoría solemos conformarnos con vivir poseyendo una ínfima parte de lo que realmente podríamos alcanzar en el terreno de la felicidad: 

Si mi felicidad la puse en obtener un puesto de trabajo, al obtenerlo dejé mi búsqueda. Si la puse en tener una familia con determinadas características, hasta ahí llegué... Pero si aceptamos que la felicidad que queremos encontrar es algo desconocido y decidimos ir a su encuentro, nos convertimos en Buscadores de la Felicidad. Y en esta búsqueda ascenderemos hacia niveles desconocidos de la misma que no se pueden comprar con todo el dinero del mundo... 

(Extracto de EL BUSCADOR DE LA FELICIDAD Parte 3. Descarga gratuíta en http://www.bubok.com/libros/189425/EL-BUSCADOR-DE-LA-FELICIDAD-La-Evolucion-del-Ser-Parte-3 )
 
Isaac Fernández de la Villa.

miércoles, 20 de abril de 2011

LOS SEUDOMAESTROS.


Es curioso, cómo algunos despiertan, o se consideran despiertos, o iluminados, para adquiriendo gran autoconfianza en lo que sienten, al manifestarse en la forma se creen Maestros de la Vida. Cuando en realidad, todos somos maestros y aprendices de la vida desde que nacemos…
Los Seudomaestros se creyeron ser “los Maestros” de todos, de otros, situándose muy por encima de ser aprendices de estos mismos a los que pretenden enseñar algo. Se hicieron tan fieles a lo que sienten, y que no siempre comprenden, que se creyeron en posesión de toda la Verdad de la existencia. Y en su creencia separativa, se hicieron muy eficaces en detectar cosas en los demás, porque las vieron en ellos mismos, porque expandieron sus radares energéticos, y sobre estos, expanden su propia creencia en su eficacia, limitada a su experiencia, limitada en su totalidad por la falta de comprensión total, lo que se traduce en falta de respeto y rechazo a los sentires de otros…
Creyeron ser eficaces para todo, considerando que no puede existir manifestación del Todo que se les escape a su “aguda” eficacia. Desde una comprensión limitada pero poco conocida por el común social, se adjudicaron la etiqueta de Maestros, aunque ellos en la forma incluso puedan rechazarla, porque la etiqueta se sutiliza fractálmente, para considerarnos en innumerables ocasiones, maestros de todos los demás… Y no es que no lo seamos, ni sirvan nuestras cualidades de decir lo que sentimos para ayudar o acompañar a otros en sus procesos. Pero polarizarnos hacia el creérnoslo, se crea el rechazo de lo que consideremos no estar a nuestra altura, y esta es la trampa de los que despiertan o se iluminan. Considerar nuestra posición como algo “superior” a lo que el sentir de cada cual percibe… Esta es la continua perdición de la humanidad, pues se pierde la humildad compasiva propia de aquello que a través de nosotros sigue evolucionando, para continuar seguir sembrando fuera desde un sentir aún muy personal, que no significa en absoluto, tener la posesión de la Verdad absoluta.
Así, los Seudomaestros, creen completamente que sus juicios hacia lo externo no son tales, porque creen que sintiendo ciertas cosas, el juicio ya desapareció por completo, en la consideración de que si todo es perfecto, no importa el efecto de su expresión, cuando en la expresión, ellos podrían ver lo que aún les queda por solventar, y así no crear separación en este terreno expresivo, sino unión en la densidad manifiesta. Pero en la trampa, prefieren expresarse como maestros perfectos antes que aprendices humildes y comprensivos, y así lanzan tentáculos posesivos hacia los caminos y sentires de otros, para someterlos a la fuerza, por su percepción individual de los misteriosos procesos del Todo: “Si no confías en mí, no mereces estar a mi lado, y si no haces esto u aquello, tienes que irte”, pueden decirnos cuando se sienten inútiles dentro de su pedestal. Y no es que en numerosas ocasiones no sea necesario llegar a tales, pero los hay quienes lo hacen rechazando desde su apreciada posición, para poner condiciones a su amor, que supuestamente es incondicional desde sus perspectivas, las cuales quieren abanderar hacia todo terreno expresivo.
“Todos somos uno, todos somos unidad”, dicen, “yo lo siento así”, reafirman, y con ello creen saber todo sobre la existencia y su manifestación, cuando lo que son, sin saberlo siquiera, no es capaz de hablar de otra forma que no sea la que aprendieron en su vida inmediata… Si son Todo y sienten la unidad, ¿por qué no hablan todos los idiomas?... ¿Será porque no son todo lo que creen ser y podrían llegar ser, si siguieran escuchando más allá de la complacencia de creer haber llegado a alguna Maestría de algo?...
El llamado cotidianamente Mundo Espiritual, en su expresión se sigue reciclando por ellos hacia el siguiente bucle de lo absurdo, entre un mar infinito de posibles manifestaciones existenciales. Se limita de nuevo bajo una limitada comprensión llena de orgullo, que en esta ocasión, se reviste de creer tener toda la verdad, y el poder del creer saberlo todo, ¿sólo porque así lo sienten?… Por ello necesitan reafirmarse constantemente con expresiones coletillas como la de que “no saben nada”, para sentirse cómodos en sus absurdas manifestación aún muy polarizadas… Y si algo se les dice al respecto, saltan dejando ver tus defectos, te atacan porque se sienten atacados, y aunque pueda ser certeras sus apreciaciones, no quita el uso de tal táctica como escape, al propio reconocimiento de tener que ir más allá, de aquello en lo que quedaron complacidos; y dicen: “no te escucho porque no hablas como yo quiero, detecto con mi perfecto sentir que estás poco evolucionado, estás en los pensamientos y no hay que pensar, y la vida no puede trasmitirme nada por debajo de mí estado de no pensar”… Cuando los grandes Maestros así llamados por la historia, alguna que otra vez se deleitaron en aprender de OBSERVAR la naturaleza, que considerada perfecta en su expresión, fue escuchada por ellos, aún considerándose “inferior” evolutivamente hablando.
Sucede que el Ego no desaparece, se puede limpiar pero no se disuelve, sino se transforma, pues sin Ego no existiria la experiencia individualizada del Ser Total que a través de cada uno de nosotros se manifiesta. Y este Ego álmico, aún de despiertos o iluminados, sigue cayendo en buscar sentirse más pleno aún no estando limpio de ciertas cosas, y puede caer en seguir compitiendo con los demás, aunque esta vez no lo haga sólo por cosas materiales, sino por una autoreafirmación espiritual que necesita apoyo de la aceptación de los demás.


La intención oculta del Seudomaestro, se revela cuando las cosas no van como desearían. El juicio hacia la vida se ejerce entonces: “has elegido el camino difícil, el que te llevará años recorrer…”, “te vas a dar de trompazos”… “eres un burro”, pueden decir en la creencia de que existe un solo camino fácil; el de ellos, pero cuando les adviertes del juicio hacia la manifestación del Todo, se defienden diciendo que no dicen nada de eso, que no juzgan, pero, ¿si juzgan difícil algo, no es porque creen saber lo fácil?... Ellos, creyendo haber logrado algo más que otros, aún no juzgándose ya ellos mismos, juzgan fuera porque no quieren juzgarse más, y así, su Conciencia expresiva quedó fría, para no aprender más expresada en el propio reconocimiento de no saber algo en absoluto, pero tal conciencia sigue llena de intenciones que no quieren ver, al dejarse deslumbrar por el ver y sentir que a la vez que se expresan, todo es perfecto… Y así son capaces de echar de su lado todo lo que la vida les presente como espejos, para preferir crear su nueva familia limitada con aquellos que nada les haga más, dudar de sus creencias, que ahora las creyeron de total perfección… Ya sólo buscan rodearse de aprendices con los que sentirse complacidos en su papel de Maestros, en una necesidad mutua real de darse a los demás propia del Ser, que no saben llevar a cabo si no es condicionada por sus propios condicionamientos de lo que debe ser y lo que no en la manifestación, en la expresión de; “mi camino es mejor y único, y el de los demás han de seguir mis pasos o indicaciones, si quieren llegar a lo que yo ya tengo”... Que no es otra cosa, que lo que creen tener, y el bucle, suma y sigue...

Isaac Fernández de la Villa.

viernes, 15 de abril de 2011

TU LIBERTAD ES LA MÍA.



Cuando nos vamos liberando de patrones programados, liberamos a los demás.

Érase una vez, alguien que celosamente ponía al sol botellas de cristal con agua. Todos los días las ponía para beber de ellas, pero en la idea de compartir con los demás, observaba que los demás bebían vaciándolas para luego no llenarlas nunca. Y en más de una ocasión ella buscaba su agua asoleada para beber, y sólo se encontraba con botellas vacías. Por no molestar-se en su idea de compartir, se quedaba sin su apreciada agua, por la idea de sacrificio, por la idea de que no se ha de poner límites fuera, para no dañar a los demás, o dañar nuestra idea de convivencia, de compartir la experiencia de la vida en una forma determinada, estructurada bajo ideales, que no siendo ni malos ni buenos, por tener forma y estructura se convierten en limitación expresiva del Ser que a través de nosotros se manifiesta… Y sucedió entonces que esta persona notó, que sentía querer su agua cuando ella considerase necesario, y su sentir no se manifestaba plenamente, limitado por la idea de no poner límites a otros que intervenían en su mundo, en su espacio, lo que significaba a su vez, una limitación propia para expresar su sentir… Así que un día decidió expresar su sentir plenamente, y entonces su expresión se tradujo en la creación aparente de límites hacia otras personas. Y una de ellas, sintió amor en tal expresión…
Curiosamente había estado bebiendo de esas botellas durante algún tiempo, y sintió en varias ocasiones que eran muy pequeñas, que podía tener a su disposición un bote más grande donde cupiese más agua, para así le durase más. Pero le resultaba más cómodo tomar las botellitas que cerca de él encontraba tomando el sol.
¿Cómo pudo convertirse una aparente limitación externa para no coger aquellas botellas en amor?...
El amor estaba en la expresión libre de aquella persona, que se había liberado de la idea de que no había que poner límites fuera, cuando se sentía muy limitada por dentro. Además, el amor en aquella expresión de su compañera de camino, también se hallaba en él bajo el reconocimiento de haber venido sintiendo que quería un bote con agua más grande, y nunca había decidido a completar tan sentir.
Y Así, cuando la dueña de las botellas se liberó, lo liberó a él, para poder ir por el bote de agua que sentía, comprobando de esta manera tan sencilla; que cuando uno se libera, libera a los demás, y que la apariencia de la forma, u expresión, no es tan importante como la liberación que se esconde bajo la misma.

Y así, AL LIBERARNOS NOSOTROS, SEA EN LA FORMA QUE SEA, LIBERAMOS A LOS DEMÁS…

LO QUE A NOSOTROS NOS LIBERA, LIBERA A LOS DEMÁS, Y EN ESTO ESTÁ LA UNIÓN DE UNOS CON OTROS, EN LA LIBERACIÓN TOTAL LAS IDEAS QUE NOS LIMITAN PARA SER Y ACEPTAR LO QUE SOMOS, LO CUAL NOS HACE AMARNOS MÁS, INDEPENDIENTEMENTE DE LA APARIENCIA-FORMA EN QUE LA CUAL NOS EXPRESEMAMOS SEGÚN QUÉ MOMENTO, PARA SIEMPRE SENTIRNOS MÁS LIBRES.

Isaac Fernández de la Villa.

miércoles, 13 de abril de 2011

EL ESCAPE ESPIRITUAL DE LA MENTE PROGRAMADA.


De pronto surge un problema, algo que nos incomoda, realizamos un juicio sobre un suceso, o sobre el comportamiento de alguien, y eso nos irrita. ¿Nos gustaría no irritarnos? ¿Cómo podríamos dejar de irritarnos o preocuparnos?... Solucionando el problema, investigan do sus ramificaciones superficiales hasta sus causas, hasta la posible causa que lo produce.
Irritados en cantidad, seguramente no queramos hacer nada de esto, sólo reaccionamos con respecto al asunto, e incluso a las personas que quieran ayudarnos a comprender en profundidad el mismo, porque estamos fuera de nosotros y no tenemos profundidad que analizar, sólo reacciones viscerales. Entonces podemos buscar drogas para contrarrestar estas reacciones, podemos fumar marihuana y acabamos con la inquietud, meditamos y todo parece calmarse, pero al día siguiente el problema se presenta de nuevo, pues no solucionamos las causas del mismo. La semilla de la discordia sigue en nosotros, en nuestras profundidades.
Es curioso ver nuestros escapes de los estados reactivos. Estamos irritados y alguien que nos ofrece su ayuda nos dice: “Observo que tal cosa te sucede” luego reaccionamos, pues no queremos solucionar nada. Decimos que no nos interesa, o que la vida es así, para no hacer algo por cambiar el bucle reactivo de siempre. “Todo está bien”, podemos decirnos y decir a todos con la boca chica, pues internamente sentimos los infiernos, y nos decimos resignados “la vida es mi maestra”, como si esperásemos un milagro espectacular, que constantemente rechazamos cuando viene en forma de ayuda de otra persona hacia nosotros. Ponemos nuestra salvación en lo abstracto, en la una Vida considerada como algo no perteneciente a los seres humanos que nos rodea, cuando son la parte de la vida más cercana a la Vida, que se nos presenta para ayudarnos.
Y así desviamos todo intento de solucionar algo hacia otro lado, siendo este absurdo en cuanto a que derivamos a lo abstracto, lo cual no nos lleva a ver las verdaderas raíces del conflicto que está en nosotros, no en otro planeta, en otra dimensión, u otra expresión mística que nos llena de autocomplacencia cuando logramos parchear con ella otro día más, esos pinchazos por donde no deja de escaparse nuestra felicidad, nuestra paz, nuestra alegría… Para consolarnos con decir: “Mañana será otro día”…


martes, 12 de abril de 2011

ASÍ LIMPIAMOS, ASÍ, ASÍ…



Y del recuerdo, al ver alguien que en vez de “jugar” o disfrutar la vida a cada instante, prefirió coger una fregona para limpiar sobre limpio, o por lo menos, no tan sucio como para ser una prioridad por delante del sentirse feliz con lo que estamos haciendo, me llegó la canción: LOS DÍAS DE LA SEMANA... De aquellos payasos de la tele, que siendo maestros de lo absurdo, porque nos hacían ver sutilmente lo absurdo del mundo donde nos programan desde muy pequeños, no duraron mucho en televisión tras la invasión comercial Estadounidense con su neoliberalismo esclavizante. 
Y curiosamente, tras oír tras "siglos", o "eones", tal canción, advertí en su transcurso cómo NO NOS DEJARON DISFRUTAR DE NUESTRA NIÑEZ. Nos cargaron de infinidad de obligaciones absurdas, y nos entretuvieron memorizando una información escolar que sólo acabamos utilizando en un 20%... Y Curiosa la ultima mención de la canción: EL REZAR: La Iglesia y su participación en todo lo que ahora tenemos... Bastión donde se ha forjó el Imperio Totalitario de lo absurdo y sumisión en el cual vivimos. Desde que usaron la frase “te ganarás el pan con el sudor de tu frente”, con la intención de; “trabajareis arduamente para el beneficio de unos pocos que os gobiernan, sin importar si todos estos los vemos como gobernantes", pues los gobernantes acabaron siendo marionetas de temporada de los que las manejan por arriba y no se desgastan al no dar la cara...

Y aquí, el enlace http://www.youtube.com/watch?v=OdOW5G1ydBs&feature=related para la canción maestra de los payasos de la tele, quienes fueron expulsados por el capitalismo salvaje que nos ha llevado a este momento; cerca del precipicio sistémico, y contaminado de aberración humana evolutiva.

lunes, 11 de abril de 2011

LASTIMAR SENTIMIENTOS.



¿Cómo deberíamos actuar a fin de no perturbar a otros?...
Me temo que entonces no actuaríamos en absoluto. Si usted vive de manera completa, sus acciones pueden causar perturbación, pero ¿qué es más importante, descubrir lo verdadero o no perturbar a otros?... ¿Por qué quiere usted respetar los sentimientos y puntos de vista de otras personas? ¿Teme que lastimen sus propios sentimientos, que le hagan cambiar su propio punto de vista? Si la gente tiene opiniones que difieren de las suyas, usted sólo puede descubrir si son verdaderas cuestionándolas, entrando en contacto activo con ellas. Y si descubre que esas opiniones y esos sentimientos no responden a la verdad, su descubrimiento puede causar perturbación a aquellos que los alimentan. Entonces, ¿qué debe usted hacer? ¿Debe acatar tales opiniones y sentimientos, comprometerse con ellos para no lastimar a sus amigos?...

 (Incluido en EL LIBRO DE LA VIDA. Meditaciones diarias con Krishnamurti)

domingo, 10 de abril de 2011

EL DOLOR QUE TIENES, ES EL AMOR QUE NO DAS.



Es un hecho que el dolor o sufrimiento se sutiliza hasta lo imperceptible, y alguien puede sufrir porque se le ha roto una uña igual que alguien a quien se le ha muerto un familiar. El dolor es el mismo, es la misma incomodidad que nos impide ser Felices plenamente y no importa tanto la cantidad o cualidad del dolor, como su existencia en nuestra manifestación, que nos impide vivir en paz.
Podemos amar a alguien, a nuestro auto, a nuestro perro, a nuestro presentador del programa favorito, pero mientras no tenemos aquello donde nos permitimos amar, ¿qué tenemos?... ¿Anhelo de que aquello esté?... ¿Deseo de lo que no tenemos delante, en nuestro presente más inmediato?... Nos acostumbramos a amar una insignificante parte de la vida expresándose a nuestro alrededor, y así dirigimos nuestra intención de amar a unas pocas cosas, personas y circunstancias. ¿Qué ocurre entonces cuando tenemos más amor para dar y sólo nos permitimos amar limitadamente?... El malestar se presenta, y así nuestra necesidad de amar se convierte en un control férreo sobre las pocas cosas o personas que nos dan espacio para dar. Entonces queremos amar a la fuerza, y queremos que los demás nos amen esperando realmente que estén ahí, no sólo para que nos amen, sino para que nos permitan amarles. Y así queremos ayudar a los demás a la fuerza, y no queremos que se vayan de nuestro lado, pues, ¿a quien podremos dar entonces nuestro amor para sentirnos amados?... Y por otro lado estamos programados para juzgar todo, y así juzgamos lo que no forma parte de nuestro pequeño grupito de cosas o personas amadas… “Aquél es un tal, el otro un cual, tú has de cambiar tal cosas de ti, el otro ha de actuar de otra forma…” Hasta que no dejemos de juzgar y comprender que cada cual hacemos lo que podemos según el estado donde nos encontramos, no podremos amar más allá de nuestro pequeño mundito egoísta de satisfacción personal, y así deseamos ver a un niño que indefenso no puede rechazar nuestro amor en forma de abrazos y besos que no siempre ellos necesitan, porque aún aman todo sin límites y no sienten la necesidad de enfocar su amor en unas pocas personas o cosas: Aman todo lo que ven y lo exploran, lo investigan, lo tocan, lo muerden, lo huelen… Aún no están programados para amar sólo a una pequeña parte del todo. Pero nosotros, los que fuimos programados, creemos que ellos necesitan lo mismo que nosotros, y sufrimos cuando ellos no tienen lo que nosotros porque creemos que sufrirán igual; pero en realidad es sólo nuestro sufrimiento por estar limitados a amar una pequeña parte de todo lo que podemos amar en realidad., para vivir en un amor limitado muy lejos del amor incondicional…
Hacemos yoga y nos centramos en nuestro cuerpo, visualizamos luces que salen de nuestro corazón y purifican nuestros órganos y tejidos corporales, siendo esto perfecto, pues nos estamos amando a nosotros mismos, a aquello de lo cual formamos parte como ser humano, pero ¿cuándo expandiremos ese amor fuera de nuestro cuerpo?... ¿Cuándo nos daremos cuenta que tenemos amor suficiente para visualizar la luz de nuestro corazón expandiéndose por todo el planeta?... ¿Cuándo saldremos del Yo y del amar egoísta para expandir nuestra luz más allá de nuestra casa, cosas, y familia?... ¿Cuándo nos respetaremos lo suficiente para respetar a los demás y amarlos sin juzgar sus actos porque nuestra programación nos indica que han de ser como nosotros queremos que sean?...
Cuando el limitado terreno de amor en el cual vivimos se expanda más allá de nuestras fronteras cercanas, el dolor comienza a desaparecer, el respeto y la tolerancia comienza a florecer, la paz comienza a asentarse, y el mundo entero que comenzamos amar sin juicio, inevitablemente comienza a transformarse.
Así que me parece algo muy interesante, que cada uno de nosotros observemos nuestro campo de amor. ¿Hasta donde llega?... ¿Hasta nuestra esposa e hijos?... ¿Hasta nuestro coche o casa?... Porque la amplitud de ese campo determinará la cantidad de dolor que sentimos, porque limitado el amor, se convierte en dolor, en represión, para sentirnos presa a punto de rebalsar que no es capaz de contener más agua, y en la programación buscaremos amar a un nuevo coche, a un nuevo bar donde emborracharnos, a una nueva droga, a todo aquello que nos haga olvidar simplemente: QUE EL DOLOR QUE TENEMOS, ES EL AMOR QUE NO ESTAMOS DANDO.
Y este amor del que hablo, no es sexo físico, ni relación de pareja, ni de relación familiar, es más parecido a un fluir sin juicios, sin prejuicios, sin límites… Es como el sol, que ilumina a todos independientemente que podamos nosotros considerarlos buenos o malos, inmaduros o sabios, merecedores o no merecedores de algo… El Sol no se entretiene en tales absurdeces, ¿Por qué lo hacemos nosotros?... 

ISAAC FERNÁNDEZ DE LA VILLA.

sábado, 9 de abril de 2011

LA SEPARACIÓN DE ALMAS Y LOS VISIONARIOS DEL CAMINO.



La familia, la unión, la reunión de seres que se enlazan más allá de lo aparentemente físico, se ha llevado a la separación en lo manifiesto. La programación mental ha tenido parte; la codicia, el control por miedo, por carencia de amor incondicional.
Y así, el mundo donde la familia humana puede estar unida, se la ha llevado a la separación.
Y así, aquellos que sienten lo absurdo de tal distanciamiento, se alzan sobre el mismo, incluso para separarse en su misión reunificadora, de familias cercanas más físicamente visibles, cuando éstas estando programadas, se convierten sin saberlo ni intencionarlo, en tentáculos fomentadores de división, con expresiones posesivas y codiciosas, sobre todo en el terreno sentimental; Ataduras emocionales. Por miedo programado a perder lo que nos hicieron creer que debíamos alcanzar: La falsa familia; Un padre, una madre, e hijos. El ideal de una unidad infinita que es limitada, expresada como manifestación restringida de un amor incondicional que se pretende contener entre cuatro paredes, entre cuatro cosas socialmente bien vistas, basadas en una supuesta felicidad que nunca se completa, porque erramos el camino. Se nos llevó a callejones sin salida, oscuros de codicia pero aparentemente iluminados, sólo por farolas artificiales de programaciones históricas sociales, creadas para deslumbrar con una separación resignada y sumisa, a creer estar haciendo lo correcto; sólo porque a nuestro alrededor todos hacen lo mismo…
Y así, el Buscador de la Felicidad con mayúsculas, de la falsa unidad se marcha. Se separa de sus compañeros álmicos más cercanos para emprender su misión de unidad. Curiosa paradoja: Para ser un Unificador Libre, has de experimentar la separación, e incluso provocarla con todo aquello que nos limita para cumplir dicha misión, donde numerosos seres amados quedan atrás, compañeras, madres, padres, e hijos, sin ser capaces de comprender aún, el camino que emprendemos… Como el revolucionario de corazón, que antaño fue a la batalla dejando todo, para entregarlo todo por un futuro mejor para sus semejantes.
Y así, quienes emprenden este camino solitario, en un principio, pues pronto aparecen los compañeros que en él ya se encuentran, o los que pronto deciden unirse a él, se convierte en un VISIONARIO DEL CAMINO, en un GUERRERO DE LA LUZ, en la oveja que salió del rebaño cargando a sus espaldas, tanto el dolor de la separación por haber tenido que salir del redil, como con su propio dolor de sentirse aún atrapado en el mismo aunque ya se aleje, y sobre todo, con el dolor del mundo: Donde sintió una infinidad de almas clamando una libertad, tapada con muros impuestos, camuflados de falsas libertades sin salida, cargadas de sutiles sumisiones impuestas por otros sumidos en sus desbordadas ambiciones personales.
Y la historia de Buda abandonando sus riquezas materiales y familiares, que poseía en abundancia por ser príncipe, se repite en los AGENTES TRANSMUTADORES de lo Absurdo. Cuando el llamado desde lo alto es escuchado, y se les pide la misma entrega, hacia una Vida que lo pone al servicio de un bien común por encima de él mismo. Servicio que es vislumbrado y marcado con fuego en ese corazón que ya siente y vio la mentira del conflicto en la separación artificial, a la cual la humanidad ha sido sometida demasiado tiempo: Entonces LA VIDA se presenta en servicio a la humanidad, a través de un simple ser humano, que contiene a un Ser, que comienza a trascender lo humano.
Y así, mediante los AGENTES TRANSMUTADORES, la vida en evolución al verse retenida falsamente, absurdamente, encuentra siempre los caminos hacia la REVOLUCIÓN: Que no es más que un reequilibrado urgente de la propia evolución, que fue descompensada artificialmente.
Y así, el VISIONARIO DEL CAMINO puede verse sufriendo numerosas veces por la apariencia de su alrededor, aún sabiendo y reconociendo la falsedad de la misma. Como Jesús, cuando sabiendo que Lázaro había muerto y que lo resucitaría en tres días, no lloró hasta verse rodeado del dolor ajeno, justo antes de entrar a la tumba de su compañero, donde realizaría el milagro….
¿Lloró por la muerte de Lázaro?...
No, él ya sabía que resucitaría, no lloró por su muerte… Lloró por sentir el dolor en la humanidad, a través de las personas que frente a la tumba sufrían alrededor de una mentira, impuesta por la creencia de que la muerte es un final… Al tiempo que lloró por sentir su incapacidad para hacer algo más que continuar su misión, que ya le era indicada por el llamado, y la voz sentida de su Corazón.
Así la cruz del visionario del camino es la misma que aquella que hizo caer tres veces al Maestro, porque es la cruz donde la humanidad está crucificada sin saberlo. Y quien suelta su cruz personal por vocación compasiva, comienza a cargarse de las cruces de toda la humanidad: Dándose comienzo al verdadero camino Espiritual, que está muy lejos de vivir playas soleadas de éxtasis místicos diversos, de cursillos que entretienen los egos para quitarnos, esta vez con lo llamado espiritual, ese estrés que nuestras absurdas vidas nos proporciona cotidianamente por sometimiento a lo absurdo…

El camino Espiritual, se trata de salir del Yo, para ser Nosotros y no poder más, olvidarnos de los demás, porque ellos son nosotros, y sus sufrimientos son los mismos que los nuestros: Para una vez entrado en él, poder ver desaparecer el egoísmo a cada paso. 

ISAAC FERNÁNDEZ DE LA VILLA.

¿FRACASÓ LA HUMANIDAD?...



Desde hace un tiempo, he venido observando que algunas personas dicen que el Capitalismo promueve el individualismo… Y descubrí que tienen razón, que desde pequeños nos van separando de lo que sería el grupo de hermanos que formaríamos como seres humanos, para convertirnos en competidores individuales y mucho más fáciles de manejar pues sin unión no hay fuerza, tal como LA UNIÓN HACE LA FUERZA… Entonces, analizando la tendencia de algunos grupos a reunirse en comunidades basadas en la tolerancia, el respeto, la solidaridad, y en definitiva “el amor”, que no en su sentido atrofiado de hacer el sexo, sino del amarnos como una madre ama a su hijo o una hermana puede amar a su hermano, aunque a veces discutan o discrepen en ciertas cosas, descubrí que NO SOMOS FELICES COMO SERES INDIVIDUALES… EL CAPITALISMO FRACASÓ TOTALMENTE EN HACERNOS FELICES, ni sirvió para que los ricos que de él se aprovechan y aprovecharon, lo fuesen… Los ricos se suicidan y se hacen adictos. Cada día hay más historias de estrellas famosas, de Cine, televisión, música, deporte, que entran en centros de rehabilitación… 
¿Por qué un ser humano ha de ser rehabilitado?... PORQUE ANTES LO DESHABILITARON PARA SER HUMANO… POR ESTO, PORQUE NOS DESHABILITAN PARA EVOLUCIONAR HACIA LA FELICIDAD CON MAYÚSCULAS, EL SISTEMA CAPITALISTA MATERIALISTA NEOLIBERAL, HA FRACASADO TOTALMENTE EN HACERNOS FELICES DE VERDAD, Y POR ESO HAY QUE CAMBIAR CON URGENCIA LA EDUCACIÓN QUE A ESTA ABERRACIÓN PERTENECE, SI ES QUE PRETENDEMOS TRIUNFAR COMO HUMANIDAD: SI ES QUE QUEREMOS SER DIGNOS DE SER LLAMADOS HUMANOS, EN VEZ DE DEPREDADORES DE PLACERES MUNDANOS.
Isaac Fernández de la Villa.

jueves, 7 de abril de 2011

EL INFIERNO EN CASA.


(Esta vez, retomando escritos del pasado; de quien ya sale del infierno: Porque la paz que muchos alcanzaron hoy, se forjó a sangre y fuego en el ayer...)

El infierno no es algo lejano, más allá de las fronteras de nuestros países. El infierno puede estar a nuestro lado constantemente, cuando nuestra compañera no nos comprende, y nosotros caímos atrapados en un mundo que no nos corresponde, inútiles para actuar de alguna forma salvo para seguir siendo más y más atrapados en él, sin ver camino alguno para escapar, para huir, para liberarnos de una vez de tanta opresión absurda que oprime y oprime sin dejar otra opción a seguir soportando nuestra opresión, y a sabiendas que la familia tampoco nos ayudará a soportar tal desdicha, porque tampoco nos comprende, porque también querrá juzgarnos y condenarnos a lo que ellos ya fueron condenados desde que los educaron para ser sumisos al sistema social implantado… Ni un sorbo de vida hay en el infierno, donde las tormentas dormitan dentro y fuera de nosotros sin reconocerlas, pues están llenas de esperanzas para algo que nunca llega y quizá nunca llegue, porque caímos atrapados en el infierno terrenal. Condenados a vagar sin rumbo sin vagar hacia ningún lado realmente, porque podemos estar atrapados entre cuatroparedes, en nuestra cómoda prisión, sin más sentido salvo el que le damos como posesión absurda, inútil, aberración del creer tener algo que nada vale ni sirve para nuestra felicidad, que ya no existe y se aleja con cada paso, con cada momento en que se sigue conviviendo en la atmósfera infernal de unas relaciones sin sentido. La aberración relacionar de las relaciones, y gracias a dios que no está el llamado matrimonio involucrado. ¿Dónde está ese dios que une qué cosa?... La basura deambula en todas partes, me aburre las conversaciones mundanas, y ¿qué puedo hacer?... HARTO ESTOY DE TODO. Y ¿AL TODO SE LO DEVO?... UNA MIERDA, DOS MIERDAS, TRES MIERDAS. QUE UN RAYO ME PARTA Y DEJE DE EXISTIR PARA NUNCA HABER EXISTIDO. EN UNA VIDA SIN SENTIDO QUE MUCHOS PRETENDEN DARLE, UN MAR DE MUERTOS EN VIDA...

(Afortunadamente hoy, un tiempo despues de haber escrito esto, ya sé y puedo decir con certeza, que: !SÍ SE PUEDE SALIR DEL INFIERNO!...)
 Isaac Fernández de la Villa.

sábado, 2 de abril de 2011

EL PÉNDULO Y SU BUCLE.



Imaginando un péndulo del que cuelga una esfera de un lado a otro, cuando el impulso bipolar se acrecienta y hace cada vez más fuerte, acaba por dar la vuelta por arriba y completar el círculo… Este es el camino que la humanidad viene recorriendo desde hace milenios, experimentando en forma horizontal, el sufrir y disfrutar de los vaivenes del péndulo, de la dualidad, de la bipolaridad en su constante movimiento de satisfacción-placer, angustia-dolor.

Algo no nos gusta y nos vamos al lado opuesto, para compensar, de nuevo nos disgusta algo y lo neutralizamos hacia el lado contrario, tenemos estrés y nos vamos de vacaciones, nos sentimos solos y buscamos compañía, estamos insatisfechos sexualmente y buscamos satisfacción fuera, en el contorno del movimiento pendular, que pudiendo llegar a completarse en circulo, no significaría que hicimos algo más que sentirnos equilibrados en un bucle externo, en una circunferencia aún muy alejada del centro mismo de lo que somos y crea la forma. El engaño se fractaliza a todos los niveles de la existencia, haciendonos creer, que con sentirnos equilibrados en la circunferencia de un círculo, llegamos a su centro, cuando sólo logramos sentirnos cómodos respecto a ciertas circunstancias exteriores, donde el vaivén de una polaridad se compensó acostumbrandonos a ello para no querer ver que seguimos atrapados en la circunferencia, que no llegamos a ningun centro, a ser algo más de lo que fuimos unos días antes...

En la mayoría de ocasiones, el péndulo va y viene para dejarnos arrastrar por él, sea por seguir la corriente social, por lo que hace la mayoría, o por lo que disfrutamos sintiendonos en el placer pudiendo ignorar escapando, el afrontar el retorno del ciclo pendular para descubrir sus verdaderas raíces, y con ellas las del sufrimiento o esfuerzo que requiere seguir como ya nos acosntumbramos; las drogas de todo tipo, incluido lo sexual, se ha convertido en una herramienta muy útil para escondernos, y sentirnos tolerantes al retorno de lo que sembramos con el impulso que damos a la búsqueda de placer, que irremediablemente siempre crea una fuerza contraria. 
Para la gente muy programada y condicionada socialmente estos son los entramados de todos los días, búsqueda de placer y no quiero saber nada de consecuencias, donde está muy presente la idea del sacrificarse primero para luego tener la recompensa; trabajo sometido a horarios, para luego recibir la nómina, dejo de vivir muchas horas al año, para poder disfrutar un mes de vacaciones, tengo dinero para salir a divertirme 2 días; cuando me sacrifico 5 en la semana... La mayoría se acomodaron en el contorno de sus péndulos formando esferas sobre esferas para tolerar todo, se hicieron mestros de compensar el péndulo hasta llevarlo a lo relativamente cómodo, se conformaron con vivir dando vueltas en círculos para no cambiar nada de lo que hay en su pequeño mundo de autosatisfacción personal.

Sentados encima de la bola que pendula, sea de un lado a otro o en un bucle completo circular, ¿qué podemos hacer para salir del bucle?...: Ascender por la cuerda. 

Entonces el movimiento externo será cada vez menos fuerte, y llegados al centro, sólo queda paz y equilibrio, ya no hace falta experimentar nada más para contrarrestar algo, porque cada movimiento se hace nuevo, y pudiendo reconocer las consecuencias de los mismos, todo cambia de placer-sufrimiento, en su pendulación, o placer-sufrimiento completando el circulo exterior para soportar sin malestar el movimiento, a una paz interior impulsada por una inteligencia que se expresa conforme a LO CONVENIENTE O NO CONVENIENTE HACIA SU EXPRESIÓN DENTRO DEL IMPULSO EVOLUTIVO; que todo tiene intrínsecamente ligado a su esencia más profunda… 

Y para llegar a esta paz, hay que observar el movimiento completo de la cuerda por donde subimos, sin dejarnos arrastrar, ni estar metidos en círculos, donde tendremos en contra para centrarnos incluso la fuerza cinética que nos aleja lejos del centro... 
Primero hemos de romper el bucle, para sintiendo sólo los vaivenes, poder ir aminorandolos hasta que por ultimo, podamos ir subiendo por la cuerda con mayor soltura, cuando para ello tengamos las energías suficiente, que antes no teníamos por usar en fomentar pendulaciones bipolares y bucles circulares. 
De esta forma podremos ir hacia el centro mientras observamos con atención, tanto cuando el péndulo pretende llevarnos hacia un lado placentero, o hacia un lado doliente, para no dejarnos atrapar ni arrastrar por ninguna de las dos polaridades. Así todas nuestras energías están disponibles hacia el equilibrio, hacia la paz interior de la que tanto hemos podido oír hablar, que no se trata de llegar a un plano místico donde los orgasmos que nos satisfacen dejan de ser físicos para convertirse en metafísicos, para seguir nosotros, buscándolos a cada paso bajo cualquier idea absurda de que "aquí todo vale"... Y aunque todo valga, por lo menos no nos engañemos creyendo que llegamos a algún lado por haber trascendido bucles materiales para caer en más elevados. Pues seguimos haciendo lo mismo que aquellos que viven en la programación de sus mentes hacia el consumismo de placer en todas sus expresiones, salvo que nosotros quizá pudimos descubrir y sentir algunas realidades más profundas de la existencia.

Isaac Fernández de la Villa.

viernes, 1 de abril de 2011

¿TENEMOS LO QUE MERECEMOS?





¿Hemos probado a no seguir el borreguismo que nos legisla y gobierna socialmente desde tiempos inmemoriales?... ¿Nos hemos vendido a los entretenimientos y comparaciones con los que están peor que nosotros para no hacer algo por cambiar nuestra realidad inmediata?... ¿No tenemos para la hipoteca, la luz, el o los teléfonos, la gasolina del coche, los seguros, las ropas de marca, la comida basura…?... NO TE PREOCUPES, HAZTE BANQUERO…Aunque eso sí, primeros tienes que expandir en toda tu alma, la cualidad de Usurero carente de sentido del sufrimiento ajeno… Y así podrás aparecer en noticias como estas:

 LONDRES, 30 (EUROPA PRESS)

Lloyd's Banking Group, la entidad participada en un 41% por el Gobierno británico, ha establecido un paquete salarial para su nuevo consejero delegado Antonio Horta-Osório de 10,7 millones de libras (12,1 millones de euros) tan sólo un mes después de que haya tomado posesión de su cargo.
Según recoge el informe anual de la entidad, Horta-Osório, que fue designado miembro del consejo el pasado 17 de enero y sucedió a Eric Daniels como consejero delegado el 1 de marzo, recibirá 1,061 millones de libras (1,205 millones de euros), frente a los 1,035 millones de libras (1,176 millones de euros) que ganó Daniels.
En este sentido, explica que el establecimiento de su salario está en línea "con la política prudente de remuneración y el actual entorno operativo", pero que, dado que está por detrás del mercado, ha decidido aplicarle un incremento salarial similar al del resto de directores ejecutivos del banco…

Pero como todo es perfecto y regido por la ley de Causa y Efecto, para que los efectos se den, primero se generaron las causas, y así, todos somos responsables de lo que hicimos o no por cambiar lo que sintamos absurdo o no… Y los sueldos de los banqueros y políticos subirán mientras nos sintamos cómodos con nuestras penurias programadas por esas partes superficiales donde ponemos nuestra atención, para seguir votando los mismos partidos de siempre, peleándonos por ser de distintos partidos; los de siempre, mientras quienes asumieron el hacer aquello que sentían, aunque su expresión exterior parezca desmedida hasta la usura o el despilfarro, disfrutan sin conflictos sociopolíticos en islas paradisíacas alrededor del mundo; ¿riéndose de cómo los demás siguen manteniendo las que se creen eternas vacaciones?… No queda preguntar salvo: ¿Qué sucedió con el alma humana en su participación evolutiva?... ¿Hacia dónde estamos evolucionando?... ¿Se trata de involucionar ese dejarnos llevar por la corriente mientras tengamos satisfechos los deseos más inmediatos?...
Hasta el banquero que hace algo, lo que sea, llámese usura o servicio, por el hecho de hacer algo ya participa en mayor forma de la evolución, que quienes cayeron en la autocomplacencia sumisa de sentirse impotentes para cambiar algo... ¿Queremos cambiar el mundo empezando por los Tejados?... ¿No son los dirigentes políticos y demás, un reflejo de lo que muchos de nosotros somos en nuestra propia casa?... ¿Queremos cambiar los gobernantes sin cambiar nosotros primero?... ¿Es más nuestra envida por no lograr lo que otros logran, que pretender cambiar algo realmente?... ¿Qué estamos haciendo por mejorar nuestras vidas, mundo, o existencia?...
Pero como siempre, que cada cual que mire lo suyo, pues por la misma ley de causa y efecto; TODO LO QUE NOS SUCEDE ES PERFECTO… 
Quieres vivir siempre en lo mismo, haz lo mismo que vienes haciendo... Quieres vivir en forma distinta, siembra otra cosa. 

Y para ver más claramente cómo se las ingeniaron algunos para apoderarse del mundo material, pues el alma ya la entregamos nosotros por nuestra cuenta, aquí tenemos este video; de cómo empezó todo ese peso que ahora parece estar haciéndose presente más que nunca, cuando percibimos de pronto: ¿Carencia Económica?...


ISAAC FERNÁNDEZ DE LA VILLA.

LA PERCEPCIÓN

¿Qué influye para que califiquemos lo que sentimos u observamos como algo positivo o negativo, cuando una persona puede calificar de malo, lo que otra de bueno?...
Existe un condicionante calificador ajeno a lo observado, el cual determina nuestro juicio. 
William Shakespeare dijo: Nada es malo o bueno, el pensamiento lo hace así.
Para calificar de malo o bueno, usamos agregados, programas adicionados a nuestros procesos de percepción para hacer la valoración comparativa, porque todo lo calificado en forma alguna es malo o bueno; ¿comparado con qué?... 

Preguntaba un amigo a otro: 

- ¿Mi mujer es guapa?...
Y el otro le responde:
- ¿Comparada con quien?...

Al pulsar una tecla de un ordenador, en la pantalla aparece la letra o el símbolo correspondiente, el proceso que hace esto posible es perfecto, como lo es nuestra percepción, en cuanto a la función de traducir pulsaciones del teclado a símbolos en la pantalla. Los resultados que podamos considerar como buenos o malos respecto a escribir por el teclado por ejemplo, se darán cuando nos equivoquemos de tecla, y podamos considerar esto como error al no lograr el resultado esperado. Pero el hecho en si mismo es totalmente perfecto, ni malo ni bueno, el error no está en la forma de procesar del ordenador, sino en nosotros, que no pulsamos la tecla correcta, y así juzgamos el hecho. 

Nuestro Ego Condicionado enjuicia determinando que algo es malo, dañino, o negativo, aunque todo lo enjuiciado, por estar sometidos a leyes naturales perfectas, será perfecto, por muy poco seamos capaces de valorarlo así: Por nuestros juicios y prejuicios sobre la perfección que existe en todo a nuestro alrededor, nos separamos de la perfección. 

Como jueces que basan sus veredictos en libros de leyes, que describen y califican los acontecimientos a juzgar, nosotros juzgamos como negativos los resultados que no esperamos o deseábamos, según nuestro propio juicio basado en expectativas de Egos Condicionados, de nuestra personalidad condicionada.

El Buscador sabe que lo malo, lo bueno, lo imperfecto, y todos los conceptos de juicio, resultan de procesos perceptivos donde participa el Ego Condicionado. Así, los resultados que percibamos como dolorosos podemos trasmutarlos si modificamos nuestro Condicionamiento...

Incluido en EL BUSCADOR DE LA FELICIDAD. La Evolución del Ser. (Parte 7). Descarga gratuíta en: http://www.bubok.es/libro/detalles/201669/EL-BUSCADOR-DE-LA-FELICIDAD-La-Evolucion-del-Ser-Parte-7

Isaac Fernández de la Villa.

ENTRADAS RECIENTES