LA PAZ ES POSIBLE.

Una MENTE ILUMINADA percibe por CONCEPTOS y no se deja llevar por elloos.
Un CORAZÓN ILUMINADO percibe por SENTIMIENTOS, y no se deja llevar por ellos.
Un FÍSICO ILUMINADO, percibe por SENSACIONES, y no se deja llevar por ellas:
Y NO DEJARSE LLEVAR es distinto a no hacer algo por MEJORAR NUESTRO MUNDO como realidad más cercana... ¿POR DÓNDE QUIERES EMPEZAR? (Isaac Fdez. de la Villa)...

martes, 17 de mayo de 2011

¿POR QUÉ AMO A MI HERMANO?



Por qué amo a mi hermano, es lo mismo, en esta ocasión, a decir, por qué amo a mi hijo, pues así se le llama en este mundo de tercera dimensión…. Y la respuesta más cercana es, porque está menos contaminado de la programación que nos meten cuando comenzamos a ser capaces de ser programados, socialmente, tradicionalmente, y todo lo que está unido a la mente, que es programada y condicionada para ser un servil ciervo de lo social y anticuadamente para el presente y el futuro expectante…
Hermano podría considerar a mi padre biológico, y hermano podría considerar a el Jesús metafísico del nuevo testamento… ¿Cuál es la diferencia?... El nivel de conciencia. ¿Qué necesitamos experimentar?...
Considerando toda esta vida, experiencia, como algo nunca antes asimilado ni comenzado, es común ver todo nuevo… pero si consideramos todo como una continuidad de energía, ¿Quién es tu padre, quien tu madre, quien tu hermano?... las posibilidades se multiplican por millones o cientos de millones… TODO SON POSIBIBIDADES… ¿A quien amas realmente?... Pudo ser un hermano o un hijo en vidas anteriores?... ¿Quién es tu padre o madre hoy?... Pudieron ser tus hermanos o hijos de antaño… Y las ganas de vomitar aparecen… porque podemos estar adorando a una imagen que no resulta más importante que el ser que creemos estar enseñando en nuestro presente… ¿quizá un hijo, o un amigo amiga que nos necesita y necesitamos como parte de nuestra programación de madre o padre?...
Pero todo queda en manos de nuestras creencias… ¿crees en los curas?... o ¿crees en la reencarnación?... y la pregunta más importante de todas, quizá sea esta: CREES EN TI MISM@?.... Y SI CREES EN TI, PUEDES CREER EN LO QUE OTROS TE DIGAN… Pues la vida continúa más allá de lo que podemos sentir nosotros… o ¿te crees en posesión de toda la verdad?...

Isaac Fernández de la Villa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENTRADAS RECIENTES