LA PAZ ES POSIBLE.

Una MENTE ILUMINADA percibe por CONCEPTOS y no se deja llevar por elloos.
Un CORAZÓN ILUMINADO percibe por SENTIMIENTOS, y no se deja llevar por ellos.
Un FÍSICO ILUMINADO, percibe por SENSACIONES, y no se deja llevar por ellas:
Y NO DEJARSE LLEVAR es distinto a no hacer algo por MEJORAR NUESTRO MUNDO como realidad más cercana... ¿POR DÓNDE QUIERES EMPEZAR? (Isaac Fdez. de la Villa)...

domingo, 6 de marzo de 2011

¿SUFRIMIENTO O IGNORANCIA?

  ¿SUFRIMIENTO O IGNORANCIA? (El Buscador de la Felicidad P-5)

Si la primera causa de que haya oscuridad, es la ausencia de luz, la de infelicidad, es la presencia de sufrimiento en cualquiera de sus manifestaciones; sea llamado padecimiento, dolor, tristeza, decepción, pena, malestar,...
Si por muy bien que sabemos conducir, no sabemos solucionar un pinchazo, no llegaremos a nuestro destino si esto nos sucede. Comprender las circunstancias adversas nos ayuda, tanto a evitarlas
como a deshacernos de ellas lo antes posible:
Conociendo a nuestro enemigo, nos será más fácil vencerlo.
Solemos considerar al sufrimiento como algo muy malo, que mejor no existiese, pero en realidad no es malo por el servicio que nos presta, pues se trata de la fuerza principal que nos impulsa a evolucionar.

De ahí la conveniencia para el buscador, de conocer qué es aquello que llamamos sufrimiento, y qué función tiene sobre nosotros.

¿De dónde proviene el sufrimiento?

Nos suelen decir: La felicidad está en uno mismo… Y asombrados nos preguntamos: ¿Dentro de uno?...
¿Alguien nos ha regalado alguna vez unos gramos de felicidad?, o ¿nos han mandado por correo un paquete de sufrimientos?...
Podemos decir que alguien nos trajo felicidad, pero realmente fue nuestra relación con esta persona, aquello que provocó que dentro de nosotros surgiera tal felicidad. Igual sucede con todos los demás
sentimientos y pensamientos, que sin poder ver o palpar, sabemos que existen de algún modo en nosotros.

Eran dos amigos ya ancianos que acostumbraban a sentarse a charlar todas las tardes.
Uno de ellos era muy creyente y el otro se consideraba ateo empirista, diciendo constantemente que lo que no puede verse ni tocarse no existe.
En uno de sus tantos debates, donde se atrincheraban en posiciones opuestas para aplicando razonamientos lógicos dejar sin argumentos al otro, el ateo dijo:

-Si existe Dios, demuéstramelo.

El otro sintió la respuesta que debía darle durante unos instantes, y recordó que su amigo sentía un gran amor por su abuelo fallecido, al que amaba desde su infancia. Y le contestó: 

- Si amas a tu abuelo… ¡Demuéstramelo!... 

(Del libro: EL BUSCADOR DE LA FELICIDAD. La Evolución del Ser Parte 5. Descarga gratuíta en  http://www.bubok.com/libros/199379/EL-BUSCADOR-DE-LA-FELICIDAD-La-Evolucion-del-Ser-Parte-5

ISAAC FERNÁNDEZ DE LA VILLA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENTRADAS RECIENTES