LA PAZ ES POSIBLE.

Una MENTE ILUMINADA percibe por CONCEPTOS y no se deja llevar por elloos.
Un CORAZÓN ILUMINADO percibe por SENTIMIENTOS, y no se deja llevar por ellos.
Un FÍSICO ILUMINADO, percibe por SENSACIONES, y no se deja llevar por ellas:
Y NO DEJARSE LLEVAR es distinto a no hacer algo por MEJORAR NUESTRO MUNDO como realidad más cercana... ¿POR DÓNDE QUIERES EMPEZAR? (Isaac Fdez. de la Villa)...

jueves, 29 de abril de 2010

LA VERDAD NOS HARÁ LIBRES. PERO ¿LIBRES PARA QUÉ?



ISAAC FERNÁNDEZ DE LA VILLA.

Entré en la biblioteca.
- Estoy buscando la verdad –le pregunté al bibliotecario.
- ¡Sígame!
Lo seguí hasta una habitación llena de estanterías sobrecargadas por cientos de libros, de distintos tiempo y edades, de tamaños, y de infinidad de colores.
- ¿Cual verdad está usted buscando? –me dijo mientras me invitaba con la mano a ojear los tomos.
Budismo, Hinduismo, Taoísmo, Cristianismo, y siguieron los –ismos interminables y sus derivados hasta que me olvidé qué buscaba. Pero atrapado en mi búsqueda hubo un momento de reflexión que me hizo recordar.
- Busco la Verdad que me hará libre –le dije contento por haber reconocido de nuevo cual era mi meta.
El anciano se quedó pensando unos instantes.
- ¿Libre?... ¡De qué! –ahora pensé yo-… ¿De qué se puede ser Libre?... Mejor, ¡sígame!...
Y el tiempo pasó siguiendo a otros de habitación en habitación, para finalmente dejar mi vida sin ser libre nunca, sin saber si podía serlo, y sin encontrar la Verdad. Pero lo peor de mi búsqueda fue cuando buscaba y buscaba sin saber qué buscaba, siendo y viviendo como un muerto más dentro del grupo de los muertos.

Otro discípulo le dijo: Señor, permíteme ir primero a sepultar a mi padre, pero Jesús le respondió: Sígueme y deja a los muertos sepultar a sus muertos” (San Mateo 8:21-22)

Pero para no terminar así, busquemos qué pasó en el principio:
Al principio creó Dios los cielos y la tierra. La tierra estaba confusa y vacía y las tinieblas cubrían la haz del abismo, pero el espíritu de Dios se cernía sobre la superficie de las aguas. Dios dijo: Haya luz; y hubo luz. Y vio Dios ser buena la luz y la separó de las tinieblas...” (Génesis1:1)

Y entonces surgió a la existencia la gran pregunta: ¿En qué me ayuda todo eso si mañana tengo que ir otra vez a un trabajo que odio, pero me veo obligado si quiero mantener la casa sobrevalorada por la especulación comercial, la cual me encadenó a la usura bancaria hipotecaria durante los próximos cuarenta años de mi vida?...
Entonces, por fin descubrí una Verdad, con “V” mayúsculas: ¡No soy libre!... Estoy encadenado tanto a cosas físicas como psicológicas que me impiden serlo. Pero ¿libre para qué?... ¿Qué es lo que desea todo ser humano cada instante de su existencia?... ¿Cual es ese deseo que nos lo escondieron bajo miles de deseos superficiales que nos atrasan el encontrar la Meta de todas las metas?... Es sencillo: Cada uno de nosotros queremos ser libres para SER FELICES.

Y una voz dentro de mí dijo: Por fin diste el primer y más importante paso para ser Libre… Reconocer que no lo eres.

lunes, 26 de abril de 2010

LA EDUCACIÓN QUE NOS LLEVÓ AL PRECIPICIO HA DE SER CAMBIADA CON URGENCIA.



ISAAC FERNÁNDEZ DE LA VILLA.

Ocho horas sentados en duras sillas de madera. Tres niños en cada dos asientos del autobús que tardaba una hora en llegar al colegio en la mañana, y otra en llevarme a casa por la tarde: Fuera de casa y alejado de la familia desde la 7:30am hasta las 7:30pm. Y a medio día una hora y media para comer en fríos comedores escolares.

Así fueron mis interminables días y años de E.G.B. (Educación General Básica), en la España de 1975 en adelante, con una educación experimental que nos llevaría a las actuales sociedades consumistas y decadentes en valores humanos de hoy. Una educación donde incluso se daban clases de dramatización, en las que se obligaba a vestir mayas ajustadas como las de mimo, para frente a todos declamar poesías de García Lorca y otros, que debían ser memorizadas de antemano. Clases de las cuales muchos pudimos ser traumatizados porque A LA FUERZA, fuimos expuestos a la vergüenza de enseñar nuestros infantiles cuerpos delineados por telas elásticas muy ajustadas, y ya se pueden imaginar la mofa de los que habían desarrollado sus cuerpos antes que los demás… Y de vez en cuando nos preguntamos por qué se lee poco... ¿Por qué la juventud prefiere ir a emborracharse, pasar horas jugando a videojuegos, o buscar constantemente nuevas drogas o placeres sexuales en vez de leer y adquirir sabiduría?... Es fácil:
NO NOS DEJARON SER NIÑOS CUANDO FUE EL TIEMPO DE SERLO, y nos revelamos cuando se dio la ocasión, normalmente presentada con la llegada de la juventud y la adultez, donde nuestros opresores no tuvieron más remedio que soltar riendas para no crear o agravar, unos enfrentamientos que siempre se darán por imperante necesidad evolutiva; entre lo viejo y conservador (lo maduro que va caducando), y lo nuevo y progresista (lo joven que busca expresarse de nuevas formas para impulsar la evolución). Y por esto mismo a 2010, en plena crisis económica, en España muchos comienzan a preguntarse, ¿qué pasó con aquellos sindicatos que antaño no paraban de moverse, que estaban vivos, y que ahora parecen cojear con muletas?... ¿No ven que sus dirigentes maduraron y pasaron a las filas de lo conservador?... Un verdadero sindicalista necesita ser joven siempre, cuando se deja madurar dejó de serlo... ¿Dónde están las caras jóvenes y frescas en estos sindicatos?... Cuando se cumple cierta edad, no nos apetece pasar frío en la calle ni gritar cargando pancartas, ni luchar para algo que a nosotros ya poco nos afecta… Ser un verdadero sindicalista requiere como primera cosa de un alma revolucionaria, y mantenerla hasta la vejez es una tarea titánica que pocos son capaces de llevar a cabo, por el sacrificio que supone; sobre todo para soportar sin corromperse la constante manipulación mediática que nos empuja a convertirnos en avariciosos viejos egoístas…

Volviendo al tema de la educación:
Por mucha buena voluntad que tengan nuestros educadores, queriendo orientarnos hacia la lectura, la poesía o el teatro, cuando la educación supone Obligación que supera ciertos límites, inevitablemente se produce lo contrario: Se genera el rechazo hacia todo lo implicado.

¿Por qué el rechazo de muchos jóvenes y adultos actuales a la lectura y el conocimiento?:
En aquellas clases de dramatización A LA FUERZA que recuerdo, tuvimos que memorizar trozos de libros como; Poemas del cante jondo. En las clases de Lenguaje tuvimos que leer libros A LA FUERZA como El Principito, y otros que no recuerdo ni me interesa recordar, porque desde que todo se trató A LA FUERZA, todo fue motivo de rechazo. Y desde entonces nombres como Federico García Lorca me provocaron asco y repulsión, y no por lo que escribieron, pues memorizado sólo para aprobar, ni se entendió ni duró en la memoria, sino por la obligación, la imposición A LA FUERZA, que fue ejercida sobre unos niños y adolescentes que no tienen otra alternativa que someterse a lo que otros Dictan como Dictadores; porque tampoco procuraron descubrir la vocación de cada uno de nosotros para ver si nacimos para letras o ciencias, o para el arte o incluso el deporte… Pero para ser justos debemos considerar que ni maestros ni familiares tuvieron culpa por hacer lo mejor que pudieron en sus ignorancias e incomprensiones de entonces. ¿Cómo culpar a un bebe de orinarse encima cuando aún no comprende lo que hace?... Ellos siguieron directrices educativas creyendo que no eran dictadores porque hacían algo más “moderno” después de la dictadura de Franco. Pero ahora que todo lo oculto sale a la luz y pueden comprenderse estas cosas, deberíamos asumir nuestras responsabilidades sobre lo que queremos para el futuro de nuestros hijos y nietos. Aunque en cuestión de dictaduras todo ha sido superado por los medios informativos actuales, que tergiversando exageradamente la realidad, manipulan nuestras mentes hacia la inconciencia, para que sigamos siendo esclavos en nombre de lo caducado, y dejar que nuestros hijos sigan siendo programados en escuelas o Universidades como siempre: Provocando altísimos índice de inutilidad para crear sociedades Felices… Incluso me atrevería a decir, que la educación actual va en contra de la Felicidad humana… Recordemos: me obligaron a memorizar viejas técnicas de poesía y odié la poesía. Me obligaron a memorizar una falsa historia donde un tal Colón descubrió América; pero si allí había seres humanos cuando él llegó, ¿no significa que ya estaba descubierta?... ¿Los indígenas americanos descubrieron Europa cuando llegaron a ella por primera vez, aunque allí ya hubiese europeos?... También me obligaron a aprender sobre un Romanticismo donde escritores se suicidaban, y sobre fechas donde pueblos se revelaban contra tal o cual cosa… Y porque todo tuve que aprenderlo A LA FUERZA odié a los escritores, la historia, y a los pueblos del mundo, porque poco o nada me interesaba entonces, las vidas u obras de otras personas cuando como niño lo que necesitaba era Ser Feliz con mi niñez: Pero sobre todo odié a los llamados maestros y los horarios, porque ¿cómo es posible que seamos Felices cuando constantemente nos someten a infinidad de esclavitudes y obligaciones absurdas?... ¿Dónde quedó aquellas fórmulas matemáticas que nunca necesité en mi vida?... También odié las matemáticas…

Y por la parte cultural de la familia me obligaron a ir a misa, donde me aburría ver un hombre que leía cosas que no me interesaba ni comprendía por entonces; y desde ahí, palabras como Dios, Jesús, y Biblia, me provocaron un absoluto rechazo, porque también pretendían que A LA FUERZA fuese a misa durante el poco tiempo libre que tenía los fines de semana…

Así que por estas “pequeñas” cosas y muchas más que procuré ir olvidando para poder soportar la existencia, desde aquí afirmo rotundamente que la Obligación excesiva provoca el resultado contrario que se pretende; para ser creadora de odios, rechazos, y un tipo de rebeldía muy peligrosa porque fue comprimida represivamente durante años, y que acaba manifestándose tanto exteriormente en forma de violencia física o psicológica, como interiormente en forma de autodestrucción, como vemos se hace con la multitud de adicciones donde las hay más visibles como el tabaquismo, la drogadicción, y el alcoholismo juvenil de fines de semana…

La educación necesita cambios drásticos para que oriente al ser humano en pos de la Felicidad verdadera, y deje de educar para que seamos engranajes útiles a un sistema económico consumista desmoralizado, actualmente convertido en un cadáver con suero, que termina frustrando la vida de un 90% de la población en él educada, y creando hambre, muerte, y desesperación en un 90% de la población mundial…

Y tuvieron que pasar veinte años para que por circunstancias de la vida, comenzara yo a leer de nuevo, cuando a mis manos llegó el libro adecuado, con el tema adecuado, y en el momento adecuado. El cual me ayudó a encaminar mi vida hacia la búsqueda de la Felicidad, como ninguna otra persona en el mundo había podido hacerlo jamás antes. Por eso lo repito: La Educación Mundial necesita un cambio Urgente que valore por encima de todo nuestra búsqueda de la Felicidad, en vez de seguir programándonos sólo para en el futuro apoyar el aumento del todopoderoso, y por eso aberrante, PIB... Y ya antes han expresado esto mismo otros muchos a lo largo de la historia y de muchas formas, para siempre, los intereses codiciosos e inhumanos ocultos tras el sistema procurar silenciarlos:

No encontraremos un ideal para la nación ni una satisfacción personal en la mera acumulación ni en el mero consumo de bienes materiales. El PIB no contempla la belleza de la poesía, ni la solidez de los valores familiares, no mide nuestro ingenio, ni nuestro valor, ni nuestra compasión, ni nuestro amor a la patria. Mide todo menos aquello que hace la vida verdaderamente digna de ser vivida...” (Robert Kennedy, 18 marzo 1968. Hermano de John Fitzgerald Kennedy). Tres meses después que dijese estas palabras fue asesinado, imagínense por qué y por quienes…



sábado, 24 de abril de 2010

ALBERT EINSTEIN YA NOS INDICÓ EL SENDERO



ISAAC FERNÁNDEZ DE LA VILLA.


Al parecer en Europa y otros países del mundo muchos siguen confundidos y manipulados por conceptos programados en sus mentes para posicionarnos visceralmente contra palabras como Socialismo. El cual no se trata de lo hacen los gobiernos Europeos con una “S” en sus siglas pretendiendo ser con ello socialistas, cuando sometidos a un poderoso sistema capitalista muy consolidado detrás de ellos, sus gobiernos sólo actuarán quizá, como capitalistas de cara blanda; útiles para el sistema en cuanto que de vez en cuando refrescan la imagen explotadora del capitalismo neoliberal que gobierna detrás. Aunque con la crisis capitalista todos están quedando en evidencia, y ni para refrescar quedó ninguno. De ahí que sea interesante para quien sienta algo de interés por saber qué nos pasa, y qué posibilidades hay para mejorar la existencia humana, retomar el artículo publicado originalmente en el Monthly Review, New York, mayo 1949.

Escrito por ALBERT EINSTEIN, que ¿quién puede tachar de socialista o comunista antes que de un científico objetivo con una mente analítica brillante y libre de partidismos y politiquería?...


El artículo es más extenso, pero aquí extraje lo que consideré más importante. Quien quiera leerlo entero, por Internet fácilmente se encuentra.


Albert Einstein


La mayoría de los grandes estados debieron su existencia a la conquista. Los conquistadores se establecieron como la clase privilegiada del país conquistado asegurándose el monopolio de la propiedad de la tierra, y con el control de la educación hicieron la división de la sociedad y el sistema de valores que de forma inconsciente, dirigiría el comportamiento social…

En ninguna parte hemos superado lo que Thorstein Veblen llamó «la fase depredadora» del desarrollo humano. Los hechos económicos observables pertenecen a esa fase e incluso las leyes derivadas de ellos no son aplicables a otras fases.

El verdadero propósito del socialismo es superar y avanzar más allá de la fase depredadora del desarrollo humano, guiando hacia un fin ético-social. La ciencia no puede establecer fines y menos inculcarlos en los seres humanos; puede proveer los medios con los que lograr ciertos fines, pero los fines por sí mismos, son concebidos por personas con altos ideales éticos que si son llevados adelante por muchos, determinan la evolución de la sociedad.

Muchas voces han afirmado que la sociedad está pasando por una crisis, que su estabilidad ha sido gravemente dañada; los individuos se sienten indiferentes o incluso hostiles… Es la expresión de la soledad dolorosa y del aislamiento que mucha gente está sufriendo en la actualidad.

El hombre es a la vez un ser solitario y un ser social. Como solitario procura proteger su propia existencia y la de los más cercanos. Como social intenta ganar reconocimiento y afecto, para compartir placeres, para confortar en los dolores, y para mejorar las condiciones de vida. La existencia de estos frecuentemente contradictorios objetivos, determina el grado con el cual un individuo puede alcanzar un equilibrio interno y puede contribuir al bienestar de la sociedad. Las realizaciones de los muchos millones en el pasado y en el presente que se ocultan detrás de la pequeña palabra «sociedad».

Los seres humanos no están condenados, por su constitución biológica, a aniquilarse o a estar a la merced de un destino cruel, infligido por ellos mismos.

El individuo es más consciente que nunca de su dependencia de sociedad, pero no lo ve como un hecho positivo sino como algo que amenaza sus derechos o incluso su existencia económica. Su posición es tal, que sus instintos egoístas se están acentuando mientras los sociales, por naturaleza más débiles, se deterioran.

El hombre sólo puede encontrar sentido a su vida, corta y arriesgada como es, dedicándose a la sociedad.

La anarquía económica de la sociedad capitalista tal como existe hoy es, en mi opinión, la verdadera fuente del mal.

El capital privado tiende a concentrarse en pocas manos. El resultado es una oligarquía cuyo enorme poder no se puede controlar con una sociedad democrática. Es así porque los legislativos son seleccionados por partidos políticos, financiados o influidos por los capitalistas privados quienes, para todos los propósitos prácticos, separan al electorado de la legislatura. La consecuencia: Los representantes del pueblo no protegen los intereses de los grupos no privilegiados de la población, por otra parte, los capitalistas controlan directa o indirectamente las fuentes de información (prensa, radio, educación). Así es extremadamente difícil o absolutamente imposible, que el ciudadano pueda obtener conclusiones objetivas y hacer un uso inteligente de sus derechos.

La competencia ilimitada conduce a un desperdicio enorme de trabajo, y a la amputación de esa conciencia social de los individuos que mencioné antes: El peor mal del capitalismo. Y nuestro sistema educativo sufre de este mal. Se inculca una actitud competitiva exagerada al estudiante, que es entrenado para adorar el éxito codicioso como preparación para su carrera futura.


Estoy convencido de que hay solamente un camino para eliminar estos graves males: el establecimiento de una economía socialista, acompañado por un sistema educativo orientado hacia metas sociales. En una economía así, los medios de producción son poseídos por la sociedad y utilizados de una forma planificada, que ajuste la producción a las necesidades de la comunidad y distribuye el trabajo para garantizar el sustento a cada hombre, mujer, y niño. La educación del individuo, además de promover sus propias capacidades naturales, procuraría desarrollar en él un sentido de la responsabilidad para sus compañeros en lugar de la glorificación del poder y del éxito que se da en nuestra sociedad actual.

(Resumen del Artículo de Albert Einstein titulado: ¿Por qué socialismo?)

LOS NUEVOS ESCLAVOS NOS CREEMOS LIBRES.



ISAAC FERNÁNDEZ DE LA VILLA.

Las sociedades “desarrolladas” han ido escondiendo el significado de la palabra Esclavitud, para que no podamos verlo dentro del sistema de sumisión que nos han impuesto y se globaliza. El cual, ha sido capaz de hacernos creer, no sólo que la esclavitud en nuestras sociedades no existe, sino que todos los que la integran son totalmente libres, quizá porque pueden poner un papel en una urna de vez en cuando. Sin embargo, si vamos al diccionario y buscamos la palabra Esclavitud nos encontramos: 1.- Estado de esclavo. 2.- Sujeción rigurosa y fuerte a las pasiones y afectos del alma. 3.- Sujeción excesiva por la cual se ve sometida una persona a otra, o a un trabajo u obligación… Y nótese aquí el significado: Sometimiento de una persona a otra, o a un trabajo u obligación. ¿Nos suena?... ¿No trabajamos la mayoría por la fuerza, obligados por numerosas circunstancias?... ¿No tememos que nos despidan por que estamos sometido al miedo de perder la casa hipotecada?... ¿No estamos sometidos a constantes extorsiones camufladas e impuestas por personas, entidades, y numerosas obligaciones?... Realmente estamos muy lejos de ser libres.
Analizar nuestra libertad requiere de una percepción equilibrada y acorde a nuestra verdadera meta como seres humanos, que no es otra que la de Ser Felices. Meta que para ser conseguida en plenitud (y es aquí donde los sistemas políticos y económicos egoístas no hacen hincapié), se requiere que todo nuestro entorno también alcance niveles aceptables de felicidad, porque nuestra felicidad siempre se verá afectada por el entorno, aplicándose esto hasta los países y continentes, que ahora, con la crisis económica, podemos ver más claramente cómo se ven afectados unos por otros. Y cómo las crisis provocadas por unos, la suelen sufrir de forma más grave quienes menos culpa tienen.
Si tú y tu familia mueren de hambre mientras ves que otros tiran la comida ¿qué harías?... Si vez que invaden tu país para robarte las riquezas naturales, como el petróleo, ¿qué harías?... Si vez que tu país fue expoliado hace siglos y aún sigue siéndolo pero de otras formas, ¿qué harías?...
En estas sencillas suposiciones se halla implícita la verdadera raíz de numerosos problemas sociales; la inmigración, la delincuencia, el terrorismo, las revoluciones violentas o democráticas, la drogadicción y el entramado que se lucra con ella... Que no son más que manifestaciones llamativas de los numerosos desequilibrios sociales que se vuelven ofensivos para la conciencia de quienes los padecen. Y esta raíz del conflicto, ya no sólo se genera por causa de hambres y miseria como antes, sino que con la nueva sociedad de consumo, se da la circunstancia de estarse educando y programando mentalidades para ser competitivas, egoístas, y consumidoras, para luego, las personas así programadas tener las suficientes opciones de poder consumir de la forma que se les programó: Entonces escogen el camino fácil, la corrupción política o empresarial, y de allí hacia abajo en todos los niveles del sistema social instaurado, hasta llegar a la deshonestidad de quien puede vendernos algo más caro, simplemente porque nos vio cara de tener más dinero que otros; y de igual forma surge la delincuencia en todas sus manifestaciones. Porque a todos nos programaron para ser ricos, pero no todos pueden llegar a serlo, y muchos pierden los escrúpulos para ejecutar las directivas programadas en sus mentes mecanizadas, donde murió la reflexión y el raciocinio que nos caracteriza como humanos. Y lo peor es, que de estas raíces causantes de los conflictos humanos de convivencia, apenas se habla en los medios de comunicación, para mejor estos, seguir apoyando el avance de los estados policiales, y hacernos cada vez menos libres sin que nada se solucione realmente: Porque precisamente los dueños de muchos de estos medios de comunicación, llegando a ser ricos se hicieron adictos a serlo aún más, por estar atrapados un aberrante ciclo ambicioso. Ya que lograr alcanzar altos niveles de felicidad hacia nosotros y el entorno, no es posible si nos guiamos por personalidades egoístas, pues precisamente por ellas es que caemos en los círculos viciosos de la aberración evolutiva, donde en vez de alejarnos de los animales de donde provenimos, nos hacemos peores que ellos. Pues buscamos ser felices con la obtención de cosas que por ellas mismas no nos la proporcionará, para obteniendo y obteniendo cada vez más satisfacciones al conseguirlas, siempre la monotonía vendrá para llevarnos al principio, y de nuevo caer en buscar más cosas que poder obtener; y así vamos en pos de ellas de nuevo… Hasta que la vejez o la enfermedad acaban con el ciclo, una vez quedamos sin fuerzas por la estresante y aberrante búsqueda de una felicidad totalmente falsa; donde sólo pudimos encontrar alegrías con fechas de caducidad.
Así dejamos nuestras vidas en inútiles esfuerzos por alcanzar y mantener el falso “Estado de Bienestar” que tanto nos han vendido desde décadas atrás.
Y así, la humanidad pasó de abolir la esclavitud corporal, para terminar siendo esclavos de nosotros mismos al dejarnos someter por los demás, bajo circunstancias cada vez menos naturales.

viernes, 16 de abril de 2010

LA MENTIRA DEL ÉXITO




ISAAC FERNÁNDEZ DE LA VILLA.

Dijo mi abuela:
- El barrendero de mi calle es Licenciado Universitario.
¿Cuántos acabaremos sin llegar al “éxito” que nos vendieron desde niño?... ¿Un 80%, o un 95% quizá?...
En televisión y películas alcanzar el “éxito” parece algo sencillo. Vemos caras sonrientes porque tienen un buen carro (coche), una gran casa, un buen negocio, una hermosa pareja, y hasta tragos (bebidas alcohólicas) como si fuesen lo único capaz de divertirnos o ser la única solución contra nuestros males. Vemos a ricos y famosos, poderosos y tramposos constantemente convertidos en ídolos a imitar si queremos tener “éxito”, pero: ¿Éxito en qué?... El Éxito en la Vida no es tener poder y riquezas... ¿No se frustran y acaban drogadictos algunos ricos y famosos donde algunos se suicidan?
La palabra Éxito significa obtener un resultado feliz por algún asunto, sea por nuestros esfuerzos, o por esas circunstancias que no controlamos, como son el tipo de familia y el lugar dónde nacemos.
Un joven de una comunidad perdida en un país pobre, para ser Licenciado en algo debe estudiar. Pero si su madre depende de él, tendrá que decidir entre matarla de hambre porque se marchó a estudiar quizá porque le dieron una Beca, o trabajar en lo que sea cuando pueda. Y estudiar, no le garantizará encontrar trabajo luego:
Nuestros esfuerzos no garantizan llegar a lo que aspiramos, y si nos frustramos podemos acabar como un borracho más pidiendo en las esquinas, porque la falsa programación de “éxito” con la que nos programaron, acabó con nuestra voluntad y nos hizo fracasar en la vida.
La frustración aparece al no lograr lo que deseamos, pero tener éxito en la Vida no significa “éxito económico” sino Éxito en Sentirnos Felices. Sucede que en escuelas y Universidades, en películas y televisión, no ejercen una educación para que seamos Felices. Esto no interesa porque el Sistema Económico Capitalista que se está globalizando, no quiere Ciudadanos sino Consumidores, y si nos enseñan verdades elevadas sobre la vida, descubriríamos la mentira del “éxito” que nos venden: Porque hay pobres más felices que muchos ricos, y minusválidos más felices que muchos con varios títulos Universitarios colgados en paredes de buenos despachos.
El Éxito en la Vida depende en su mayoría de encontrar nuestra vocación, y saber afrontar las circunstancias que no dependiendo de nosotros, llegarán para perturbarnos.
Es preferible ser buen zapatero que un mal Ingeniero: y este mundo está lleno de Ingenieros sin ingenio y zapateros Ingeniosos, porque no tenemos las mismas oportunidades.
Oímos decir: “...este es el mejor jugador de tenis del mundo... aquél otro es el mejor jugando al golf del mundo... Pero ¿ya nos ganaron a todos?..., porque yo no recuerdo haber competido contra ellos... ¿Cuantas personas en el mundo tenemos acceso a un campo de golf o a una pista de tenis?... ¿Cuántos podemos aprender a esquiar o navegar barcos para participar en esas regatas llenas de ricos y personas de la realeza?... Con esas falsas afirmaciones nos hacen creer que nosotros somos inferiores porque no derrotamos a esos pocos que ellos derrotaron y los medios de comunicación llamaron “el resto del mundo”. Constantemente nos crean falsos héroes, falsos ídolos, que muchos son conocidos gracias a que sus padres ricos gastaron dinero en descubrir la vocación de sus hijos, para ver que hacían algo mejor que los demás dentro de los lujosos entornos o clubes donde se movían.
Mientras la mayoría de nosotros, sólo tenemos una educación que nos programa y absoluto le importa nuestra vocación ni si alcanzaremos la felicidad en el futuro. Nos programan para ser máquinas de ganar dinero y gastarlo con mayor rapidez en cosas superficiales e innecesarias.
Y un Licenciado en su despacho aunque diga ser “exitoso”, si nació para zapatero fracasó, porque falló en lo más importante: en Ser Feliz.
Mirad a vuestro alrededor y sabréis que no todos llegamos a lo que esperamos. Y no digo esto para desanimar, pues quien no se esfuerza no llega. Pero sed Conscientes que en el Everest hay cadáveres abandonados, y algunos murieron descendiendo tras haber llegado a la cima.
Preparaos para las decepciones que aparecerán y no os engañéis con las falsas imágenes de “éxito”:
Que no os atrape la frustración, y nunca seréis como un cadáver abandonado en la montaña más alta del mundo.

ENTRADAS RECIENTES