LA PAZ ES POSIBLE.

Una MENTE ILUMINADA percibe por CONCEPTOS y no se deja llevar por elloos.
Un CORAZÓN ILUMINADO percibe por SENTIMIENTOS, y no se deja llevar por ellos.
Un FÍSICO ILUMINADO, percibe por SENSACIONES, y no se deja llevar por ellas:
Y NO DEJARSE LLEVAR es distinto a no hacer algo por MEJORAR NUESTRO MUNDO como realidad más cercana... ¿POR DÓNDE QUIERES EMPEZAR? (Isaac Fdez. de la Villa)...

martes, 28 de junio de 2011

LA VIDA INSÍPIDA PREFRABRICADA POR UNOS POCOS.

 
Una vez oí que el mejor pescado o marisco de España, ¿está en Madrid?... Donde curiosamente no hay costa. El poder del dinero, el sistema social implantado para que una mayoría de la humanidad sólo alcance a comer zanahorias insípidas de supermercado, muy bonitas por fuera, pero aguadas, sin dulzura, sin naturalidad… Y recuerdo aquellos huevos fritos que comía de niño en casa de mi abuela, y aquella merluza rebozada, que sabía a merluza, no a plástico descongelado… Hasta el azucar Moreno que nos venden está sólo moreno en la foto del paquete, para no diferenciarse mucho del blanco, cuando a cucharadas me lo comía de pequeño, ahora ni para endulzar sirve... ¿Qué pasó con la libertad de comer gustosamente lo que la naturaleza nos dio sabiamente?... Comida prefabricada, hecha a bajo coste para el mayor rendimiento posible, el capitalismo deshumanizado que nos quita la libertad de lo sencillo, de lo cotidiano, donde la ganancia está muy por encima de la calidad. Teléfonos móviles de usar y tirar, con cargadores distintos con cada modelo, para tener que comprarlos junto al aparato, para crear basura inútil mientras sigue teniendo utilidad cuando se tiran… Fluoran el agua cuando podían añadir vitaminas, en vez de veneno… Y trabajé en cierta ocasión analizando aguas y nadie del laboratorio de una empresa pública, supo realmente contestarme al por qué se fluoraba… Ya se sabe, nos envenenan para mantener nuestra mente sumisa, involucionada, complacientes hipnotizados por una carencia planeada que nos lleva a buscar lo barato dentro de lo malo en cualquier supermercado de comida comercial, hormonada, coloreada, para en lujosos restaurantes quedar en manos de quienes tienen los bolsillos llenos con la expoliación mundial humana, el natural placer de comer bien, con fundamento, con la vitalidad de lo fresco y de calidad terrestre…
Mientras, los fármacos, extraídos de las plantas en su mayoría, de la naturaleza, sustituye a lo natural, para realimentar el bucle de enfermedad y obsesión neurótica por una salud que se nos viene quitando desde hace un tiempo, sutilmente, en la oscuridad de la codicia de corazones ambiciosos; planeadores de genocidios a medio y largo plazo para poder mantener los niveles de población fácilmente manipulables…

ESTE MUNDO CREADO POR LO ABSURDO DE LA CODICIA HA DE DERRUMBARSE DE ALGÚN MODO. Es insostenible, es impermitible por más tiempo… Eso sí, los que están en la cumbre recrudecerán sus tentáculos extorsionadores a la mayoría que controlan. Y todo forma parte del juego evolutivo, así que hay que jugar, de un lado u otro, porque al final el juego nos come de algún modo, y nos arrepentiremos de no haber actuado a tiempo… ¿Quizá cuando se nos obligue a implantarnos microchip?... Esto ya se está haciendo en Estados Unidos, y convencen que es algo bueno, como siempre, decorando zanahorias insípidas para engañarnos en el fondo del asunto…
DESPERTAD, DESPERTAD, DESPERTAD, ACTUAD, ACTUAD, ACTUAD… Que el tiempo está pronto y la “lucha” se recrudece sin que nos demos cuenta en la complacencia de comer y beber basura en forma conformista.



Isaac Fernández de la Villa.

lunes, 27 de junio de 2011

Los constructores de Puentes.


En cada época y ciclo mayor, Sabiduría Cósmica y Verdad Divina están disponibles a aquellos con mentes y corazones abiertos. Es tiempo para un entendimiento de dónde la humanidad se para en la escalera de la evolución. Cada persona debe ganar el conocimiento y tener un deseo de realizar su destino personal.

Deben entender dónde y cómo encajan en las dinámicas de grupo.

1. Primero, se convertirán en lo que es llamado un aspirante en el Camino.

2. Después de que alcancen una cierta cantidad de equilibrio y armonía interior, y hayan ganado acceso a su Mente Sagrada y Corazón Sagrado, se vuelven un Iniciado en el Camino.

Después de alcanzar el primer nivel de conciencia, se convierten en un discípulo o trabajador de la Luz. (en el pasado, esta jornada dentro de la conciencia del alma fue descrita como pasando a través de los niveles de iniciación. Este término ya no aplica)...

PARA TODOS EN EL CAMINO, su objetivo principal en este momento es el de devolver los patrones vibratorios, que conforman su mundo personal en la tercera y cuarta realidad dimensional, al originalmente concebido para el Espectro* de luz y sombra. Al hacerlo, el péndulo de la conciencia no oscilará tan radicalmente de positivo a negativo y sus naturalezas mental y emocional una vez más serán estabilizadas y centradas. Esto es un paso importante para aprender a vivir centrado dentro de su Corazón Sagrado y Mente Sagrada. Un discípulo en el Sendero de la iluminación debe esforzarse por un corazón centrado, desapego, y sabio discernimiento.

(*Espectro – sustantivo pl. espectros) 1. Una banda de colores producida por la separación de los componentes de Luz por sus diferentes grados de refracción, por ejemplo, en un arco iris. 2. El rango completo de ondas de longitud de radiación electromagnética. 3. Los componentes de un sonido u otro fenómeno organizado de acuerdo a frecuencia, energía). RH.

En la persona no despierta, más opciones se hacen inconscientemente que a través del conocimiento inteligente. Es como si ellos estuvieran en un estado de semiconsciente de conciencia. La fase inicial de convertirse en una persona Consciente de sí misma es darse cuenta de que ella no está despierta conscientemente. Esto comienza el proceso de tratar de despertar hacia los empujoncitos del Yo Alma, esto es una parte intrínseca de la toma de consciencia espiritual y un maestro de Sí mismo.

El lenguaje de las mentes inconsciente y subconsciente es principalmente imágenes. El refinamiento de las mentes subconsciente y consciente y alineamiento a la mente súper consciente son enormemente acelerados por la práctica deliberada y perfeccionamiento de las habilidades de imaginería y visualización.

El Alma necesita un vehículo de expresión en el plano físico para traer el poder y la magnificencia de la creación. Deben elevarse y resguardarse del caos emocional de la existencia de la conciencia de las masas; sin embargo, deben también funcionar eficientemente entre las masas, y diseminar su Luz mientras siguen su vida normal. No pueden vivir desapegados del mundo y olvidar el mundo material en orden de obtener la iluminación. Volverse un místico vago, ficticio, no sirve a nadie. Las prácticas meditativas enfocadas hacia adentro, introspectivas de las filosofías Orientales están siendo unidas con las prácticas creativas, enfocadas hacia fuera del mundo Occidental.

En un medio ambiente de la tercera y cuarta dimensión, su cuerpo mental es propenso a proyectarse hacia el futuro, lo cual crea miedo e incertidumbre. El cuerpo emocional está siempre reproduciendo los eventos del pasado, algunas memorias cálidas, pero mayormente reviviendo experiencias de fallos y dolor. El momento presente es raramente registrado a menos que haya algún drama positivo o negativo involucrado.

Deben de esforzarse por una fuerte, altamente desarrollada conexión entre el cuerpo mental y el emocional, y también el Alma y el Ser Superior en orden de desarrollar valores espirituales refinados. Al conectarse a las frecuencias superiores de Sabiduría Divina, ideas brillantes se derramarán desde los planos superiores de intuición. Pueden experimentar un momento de euforia seguido de un momento de depresión mientras alcanzan gradualmente un estado de consciencia maravilloso, solo para perderlo otra vez. Sin embargo, los tiempos de depresión crecerán menos intensos y también menos frecuentes. Estén seguros que su cuerpo de deseo del ego se rebelará y resistirá los esfuerzos del Alma y del Ser Superior, y tratará de mantenerlos en sus prácticas y hábitos habituales de servir solo al pequeño yo y sus deseos egoístas. Deben conectar dentro del reino de la Mente Sagrada y aprender discernimiento espiritual. Constantemente deben vigilar y criticar sus palabras, hechos y motivos mientras se entrenan a sí mismos y ganan disciplina sobre el pequeño yo. Recuerden: TODO conocimiento es una forma de Luz.

Deben esforzarse para entender su rol y propósito en este tiempo de vida. Deben ir hacia dentro en orden de entender quien realmente son, porqué actúan y reaccionan en la forma en que lo hacen y como conectar hacia sus grandes talentos y potenciales habilidades. Esto debería ser su objetivo principal en este tiempo. Reflexión, contemplación y meditación activa abrirá el misterio de su verdadero Yo, y qué son sus metas principales para este tiempo de vida.

Su meta actual en la tierra es convertirse en un Servidor del Mundo, y la forma más rápida de obtener este nivel de Auto-maestría es estimular la llama del Poder de Dios interiormente. La Auto-maestría se alcanza en pequeños incrementos y no en saltos gigantes...

Los Constructores de Puentes se Jubilan

Para que los trabajadores de la luz, semillas estelares e índigos pudieran funcionar adecuadamente en este mundo, era necesario alcanzar una cierta proporción de frecuencias para que la activación inicial de la ascensión planetaria pudiera lograrse. Esto significa que la mayoría de nosotros no/nunca hemos estado cableados para la tierra 3D... lo cual, en esencia, es el motivo por el que nos sentimos mayormente torturados por ella... pero muchos de nosotros teníamos que encarnar en las dimensiones inferiores con el propósito de tejer y anclar la rejilla de unidad (nuestro territorio) en su lugar para asegurar las frecuencias que necesitamos para prosperar, así como para proporcionar un aterrizaje cómodo para los nuevos niños (despiertos) que están llegando aquí.

Los allanadores del camino son también los constructores de puentes... cada uno con diferentes papeles que desempeñar, pero todos con el mismo objetivo: crear portales de acceso al nuevo paradigma, de manera que la oportunidad de ascender a una conciencia 5D exista para todos los que lo elijan.

Algunos de nosotros fuimos responsables de explorar las ubicaciones geográficas adecuadas (vórtices) para construir o resucitar estos puentes etéricos... otros fueron responsables del diseño (geometría sagrada), arquitectura e ingeniería… algunos eran los buceadores trabajando debajo de grandes masas de agua, sumergiéndose en lo profundo del trasfondo emocional de la conciencia colectiva para asegurar las bases del puente… algunos construyeron el marco y tendieron las carreteras que conectan un mundo con el otro... algunos tuvieron la tarea de redirigir el tráfico mental y encontrar rutas alternativas para los viajeros conscientes... algunos trabajaron en las comunicaciones, dando a conocer los nuevos caminos, reportando acerca del progreso al público y manteniendo conectadas e informadas a todas las partes interesadas... algunos eran los directores del proyecto, supervisando toda la producción, metiendo la mano en todo, a la vez que levantaban la moral necesaria para sobrevivir la vaguedad que rodea a la culminación de un plan de construcción de tal magnitud.

Cualquiera que haya sido su rol hasta este momento, si fueron un allanador de caminos, fueron forzados a despejar un enorme espacio en su vida (léase: renunciar a él) para que pudieran participar en esta producción monumental. Ahora que se ha alcanzado la proporción de frecuencias y la luz se ha inclinado a nuestro favor, estos contratos álmicos han expirado... lo que significa que para este grupo, el trabajo de la rejilla está completo, los puentes se han construido y están en su mayoría listos para las masas en el 2012, con unos cuantos toques finales. Esto también significa que ahora podemos quitarnos de encima esos persistentes apegos a la vieja tierra de una vez por todas y pasar los días que quedan de la novena y última onda del Calendario Maya (que termina el 28/10/11) recuperándonos del agotamiento de un trabajo tan intenso y enfocarnos exclusivamente en nuestras propias necesidades personales/biológicas...

Se nos está llamando, individual y colectivamente, a fisicalizar nuestros sueños y me han dejado muy en claro que no queda tiempo para la indecisión ni titubeos. En otras palabras... lo que hemos llegado a darnos cuenta hasta este momento ahora debe ser plenamente aceptado como verdad. Hay un espacio cada vez más pequeño cerrándose alrededor nuestro que es a la vez un amortiguador de protección de la dualidad, así como un campo de mayor oportunidad que debe utilizarse conscientemente. En pocas palabras: los reinos de la unidad tienen requisitos de una integridad basada en el alma que deben cumplirse, así que asegúrense de dejar cualquier miedo/duda restante en la puerta...

El mundo y la realidad en que han vivido y experimentado en el pasado están cambiando rápidamente. Tienen una oportunidad dorada para unirse a los rangos de aquellos quienes están creando un nuevo y brillante mundo para sí mismos y sus seres queridos. Ustedes tienen también el derecho para permanecer en el medio ambiente negativo de la realidad del mundo inferior que está siendo rápidamente limpiado, borrado, y modificado, por lo tanto creando el caos y cambios monumentales que las masas en la Tierra están ahora experimentando. ¿Cual escogerán?...

lunes, 20 de junio de 2011

QUE NO NOS ENGAÑEN


Leyendo en un documental, que Satanás es el opositor a la Verdad, al conocimiento adecuado, A LA EVOLUCIÓN DEL SER HUMANO, el opositor de la vida y de la FELCIDAD NO MATERIALISTA… Me llegan ciertas conclusiones…: Que todo aquello que nos invoque ha buscar la felicidad en lo material, es algo que puede retrasarnos en nuestro encuentro con la felicidad no material; que todo aquello que se oponga al conocimiento, sea cual sea, sin validar ya aquella frase para que nos rindamos que dice; "Esto o aquello es un misterio y nunca lo vamos a saber…": !Una mierda!… no existen los misterios insondables para los alquimistas de verdad, que no son otra cosa que buscadores de la verdad, o descodificadores de la existencia en todos sus amplios campos, terrenos y aspectos infinitos.
¿Quién dice que no hay que hacer algo más cuando despertamos o nos iluminamos?... ¿No quieren que sigamos evolucionando para dominarnos en forma alguna, por nuestras energías en beneficio de ellos?...
La búsqueda puede incluir estar en Paz, de estar en paz al experimentar la misma búsqueda, cuando no se trata de buscar salir de la incomodidad aislándose en mansiones comunales, de seres que se sintonizan para hacer alguna cosa en común, esto ya se hace yendo al futbol o a la playa, promovido todo por el dualismo propio de la programación que necesita descanso y parcheo constante... ¿Por qué dios no podría expresarse buscando conocimiento a través de cualquier ser humano?... ¿Quién quiere matar al Ego, tan necesario para la existencia individualizada de un ser total?... El ego no puede morir sin que muera el que lo porta, y si así sucediese, nada quedaría para expresarse, porque sería parte del mar que dejó salir gotas de vapor para experimentar la vida en la tierra…
SED VOSOTROS MISMOS, Y EVOLUCIONAD, QUE PUEDEN EXISTIR FELICIDADES MÁS ALLÁ DE LO MATERIAL… Pero que esto no sea una obsesión, pues sería la oposición a su encuentro. En la paz todo puede manifestarse, crearse, cocrearse, sin estancarse…EVOLUCIONANDO...

¡HASTA LA MUERTE… NI UN PASO ATRÁS… NI OTRO DORMIDO!...

Y el documental está en:

http://vimeo.com/18800867

Isaac Fernández de la Villa.

miércoles, 15 de junio de 2011

TAMBIÉN ME INDIGNO AUNQUE YA NO ME INDIGNE

Y qué decir, ante tanta indignación, cuando cada día de mi vida la viví, desde que era capaz de ver lo absurdo de hacer la cama sin arrugas; ¿Para deshacerla luego y dormir en ella?... ¡Qué no estamos viviendo en un museo, mamá!... y la suma se hace eterna..., y en la eternidad de la experiencia, COMPRENDO... Que estoy en la calle, indignado, presente sin cuerpo latente manifiesto, en un alma que siente como cualquier otra…
Así; cada cual a lo suyo, en su momento, en su lugar, en su indignación o su paz… Y yo, apoyando a todos por igual, cuando lo logro, o cuando lo intento, o cuando lo siento, o cuando lo contemplo, porque con-templo procuro vivir, y desde él, me expreso, cuando lo logro, o cuando lo intento, o cuando lo siento,…
¡SOMOS DIOSES!... ¿quién o qué nos hizo creer otra cosa?... ¿TE LO CREISTE?...

Los indignados obligan a Mas a ir en helicóptero al Parlament
miércoles 15 de junio de 2011 12:45 CEST


BARCELONA (Reuters) - El presidente de Cataluña, Artur Mas, se vio obligado a llegar el miércoles en helicóptero a la sede del Parlament en Barcelona ante la numerosa presencia de los llamados "indignados", que protestaban por los recortes presupuestarios que pretende aprobar el gobierno catalán.

Unas 2.000 personas acudieron al Parque de la Ciudadela, en el que se encuentra la sede del Parlamento catalán, para evitar la entrada de los diputados a un debate en el que el Ejecutivo de centroderecha tratará de conseguir la tramitación de unos presupuestos que establecen recortes con los que Cataluña trata de reducir su elevado déficit del 3,86 por ciento del Producto Interior Bruto, uno de los más elevados de las comunidades autónomas.

Con gritos como "no tenéis vergüenza" o "no nos representan", los integrantes del movimiento de protesta que comenzó el 15 de mayo, conocidos como "los indignados", abuchearon a los diputados que entraron en el edificio por distintas puertas, y en algunos casos les lanzaron agua e incluso algún huevo, aunque no llegaron a alcanzarles, según un fotógrafo de Reuters.

Isaac Fernández de la Villa.

martes, 14 de junio de 2011

LA MONTAÑA RUSA



Vinimos de alguna parte, y entramos en el parque de atracciones. Deslumbrados quedamos por las luces coloridas, por los veloces giros de los cacharros, de las máquinas, prometedoras de sensaciones y emociones múltiples. Y en la entrada nos dan la hora de salida; el parque de atracciones cierra a las 12 de la noche, pero es temprano y no tenemos prisa. Nos montamos en una y otra atracción sin prestar atención al tiempo, alguna a nuestro cuerpo, para beber y comer entre escalofríos de emoción e ilusiones, mientras hacemos colas, impacientes porque llegue nuestro turno de montarnos en la atracción elegida en aquél momento… La gran montaña rusa sobresale por su altura entre todas las elecciones, y tras esperar la cola más larga, porque promete mayor experiencia emocional, nos subimos… Unas cadenas o cualquier otro sistema mecánico nos eleva, montados en el cochecito, junto a más personas, sin esfuerzo todos somos arrastrados hacia la cumbre, esperando el encuentro con el vacío del descenso estrepitoso. Gritos, llantos, alegrías desbordadas, fluyen junto al viento que nos da en el rostro. Al final del recorrido alguien nos guía para salir, pero; ¿Y si no hubiera nadie?... ¿Y si pudiéramos estar dando vueltas en la montaña rusa eternamente a nuestra voluntad?... A las 12 cierran el parque de atracciones, y algunos pudieron ignorar la hora, para seguir dando vueltas en la montaña, subiendo y bajando, pero, ¡Oh!... La electricidad de las máquinas fue cortada, hay que esforzarse para subir, entre algunos logran subir un cochecito a la cima, derrotados, cansados, se montan y se lanzan de nuevo, ya no hay nadie que les indique la salida, quizá algunos incluso la conozcan y sigan ignorándola… ¿Cuantas veces más podrán empujar el cochecito?... ¿Cuántos serán necesarios para hacerlo mientras se van rindiendo los compañeros de locura?... ¿Cuándo estaremos hartos de siempre lo mismo sin salir del bucle?... ¿Merece la pena tanto esfuerzo para tan poca gratificación?... Y la puerta de salida sigue en el mismo sitio, esperando a ser cruzada por quienes ya se hartaron de este parque de atracciones y eligieron ir a otro, en otro momento quizá, cuando asimilemos la experiencia vivida en un día cualquiera, de eónes cualesquiera, de la eternidad perpetua…
Isaac Fernández de la Villa.

miércoles, 8 de junio de 2011

VIDAS CONDICIONADAS, VIDAS ADULTERADAS.

¿Por qué elegimos sufrir como si la vida se acabase cuando algo nos decepciona?... Podríamos reflexionar para lograr traer esperanzas hacia un futuro mejor.
A nuestra disposición siempre está considerar que lo aparentemente negativo tiene un propósito positivo y elevado. ¿Por qué no hacemos esto?...

Vemos algo, lo comprendemos según nuestro Condicionamiento, lo juzgamos, y se da el Sentimiento resultante.
Siendo una mujer escuchando una conversación, que trata sobre un marido que “dejó” a su esposa por irse con otra mujer, quizá más joven, tenderemos a formar conclusiones que usualmente, poco o nada tienen que ver con la realidad del suceso; ya que valoramos sólo, la forma externa del mismo. Ignoramos qué pasaba realmente en el matrimonio, pero juzgamos su totalidad basándonos en parte ínfima, que no abarca en absoluto, años de convivencia. Pero con la insignificante valoración, somos capaces de sentir gran repulsa hacia todos los hombres del mundo, incluido nuestro marido.
De igual forma, si siendo hombres nuestra mujer se va con otro, dolidos podemos criticarla hasta odiar todas las mujeres del mundo. Estas dinámicas absurdas se extienden por nuestras sociedades como cáncer: Criticamos y juzgamos destruyendo y contaminando fuera, cuando la causa de sentirnos dañados está dentro. Pocas veces recordamos aquellos sucesos donde acontecimientos dolorosos, nos llevaron a mejores circunstancias, que no tienen por qué ser solamente en sus aspectos económicos o materiales. Estamos programados para pensar en negativo, hacia el temor, hacia el miedo al futuro, nos condicionaron al dicho: “Piensa mal y acertarás”. No solemos reflexionar si; ¿es posible que sea tal programación destructiva la que atraiga a nosotros los sucesos desagradables?… ¿Estamos creando las circunstancias de nuestras vidas con nuestros pensamientos?… ¿Somos realmente creadores de nuestras propias vidas?… Si internamente nutrimos sentimientos desagradables, ¿estamos creando un exterior con la misma cualidad?...
Según sentimos dentro, será el mundo por fuera. Esto es algo real, al cambiar nuestro punto de vista interno, el exterior se va modificando. Un joven que cambió su percepción tras descubrir, que resultaba poco rentable el trasnochar: Comenzó a cambiar su vida, primero dentro de si, descubriendo y sintiendo realmente la nueva perspectiva hacia un ocio destructivo que lo poseía. Luego, cambiando por dentro logró circunstancias más positivas fuera: Lo que antes eran días oscuros de resaca y malestares por exceso de alcohol, se transformaron en días luminosos, de disfrute al aire libre, y amistades más convenientes para su nueva situación. 

Existe el dicho: “Ten cuidado con lo que deseas, que puede convertirse en realidad”. Este nos advierte que nuestros deseos crean efectos en el entorno, y dejándonos desear a la ligera, sin pararnos a reflexionar ni un segundo, las consecuencias para satisfacer tales deseos, podrán traernos tantas desgracias para llegar a lo deseado, que podemos acabar cansados y arrepentidos de haberlos deseados aún cuando logramos obtenerlos.

El buscador reconoce que los juicios internos creadores de sentimientos destructivos, son venenos que alimentan y mantienen nuestra infelicidad y frustración. De ahí que se esfuerza en no juzgar, comprendiendo la profunda realidad en la enseñanza Bíblica: “No juzgues, o serás juzgado”.

Aclaremos conceptos: No es igual una crítica destructiva que una constructiva, y si consideramos la palabra crítica o juicio, ya de por si como algo destructivo, deberíamos mejor cambiar la palabra. La terminología confunde nuestras comprensiones, y por esto existen por el mundo numerosos fanáticos por irreflexión, interpretando literalmente los textos para caer en el llamado; “pecado de adulterio”. Porque adulterar, no sólo es fornicar, como muchos consideraron con la interpretación literal más básica, también se aplica a “adulterar los significados más profundos de las enseñanzas espirituales”, o a crear juicios y críticas destructivas al estar mecanizados para ello. Con el adulterio tergiversamos las verdades más profundas sobre el significado de nuestras existencias: Así, mientras vivamos en base a Egos Condicionados, nuestras vidas son puro adulterio. 

 (De EL BUSCADOR DE LA FELICIDAD. La Evolución del Ser Parte 4.http://www.bubok.es/libros/195902/EL-BUSCADOR-DE-LA-FELICIDAD-La-Evolucion-del-Ser-Parte-4)
 
Isaac Fernández de la Villa.

martes, 7 de junio de 2011

MENTE PROGRAMADA: ENTRAMADOS EMOCIONALES



A veces rompemos con algo, una situación o incluso personas cercanas con las que caminamos algún tiempo. Durante años realizamos ciertas cosas en forma programada; quedamos para tomar café tal día a la semana y a tal hora, durante meses, o años, quedamos para salir por la noche los fines de semana, lloramos en el hombro de las mismas personas cuando algo nos duele y buscábamos consuelo. Pero suele suceder que algo cambia, y la programación acostumbrada se hace inválida. Surge un imprevisto, una de las tantas modificaciones que la vida realiza en su experimentación, y nuestro compañero/a de camino puede no estar disponible para seguir alimentando nuestra programación… En estos casos, si es que su madre está enferma o apunto de morir, solemos ser comprensivos, cuando vemos que alguien puede estar sufriendo más que nosotros, se nos plantea la oportunidad de sentirnos amados siendo serviciales; creyendo que los demás necesitan de nosotros, nos sentimos necesarios e importantes… Pero puede suceder, que nuestra programación se rompa porque eligió hacer otra cosa que le agrada más… Ahí si nos duele, nos sentimos inútiles, ¿cómo ayudar a alguien más feliz que nosotros?... Entonces surge el enojo orgulloso preguntándose: ¿Cómo puede agradarle algo más que escucharme hablar de mis problemas, de mis conquistas, de mis penas, de mis miedos,… y ayudarme a parchear mis bucles de siempre lo mismo para hacer perfectas mis semanas de tanto tiempo programadas?...
Así suele “amar” la mente programada, sólo a los que sufren más que ella, para menospreciar a quienes cree más felices, porque un orgullo no pregunta o pide consejo a quienes creen que son más felices, el orgullo no pide ayuda, cree que lo que siempre hace, lo que lleva haciendo durante años, es la única forma de hacerlo, y seguirá haciéndolo así, reestructurándose constantemente con viejos patrones, en un continuo bucle, que no se romperá hasta que se vuelva insufrible, o viéndose claramente su absurdo se tomen medidas drásticas y distintas para romperlo, para hacer algo diferente…
¿Quizá ya no está disponible nuestro amigo/a ese mismo martes por la tarde para tomar café, como años venimos haciendo?, ¿quizá nuestro compañero/a dejó de apetecerle salir por las noches los fines de semana?... Quizá se cansó de ser pañuelo de lágrimas de otros, para por fin, llorando sus propias angustias, buscar las raíces más profundas que las motiva y erradicarlas de una vez por todas, en vez de parchearlas como siempre, buscando amigos parcheadores que sólo solucionan capas externas del sufrimiento humano.
Y entonces, ¿qué hacemos?... ¿Rompemos con nuestro compañero/a porque decidió hacer otra cosa, cuando nosotros seguimos adictos a él/ella, necesitándolos como deseamos, parcheadores de nuestras angustias banales?...
¿Nos ponemos por encima de los demás cuando deciden hacer otra cosa distinta a la que nosotros deseamos o esperábamos de ellos?... ¿Nos creímos tan dueños de las vidas de otros, para reclamarles que sigan alimentando nuestros bucles de complacencia egoísta?... O elegimos respetarlos y amarlos, como nos gustarían que hiciesen en caso contrario, aún cuando deciden hacer algo lejos de nuestros deseos.
La programación egoísta crea rencor aún en forma muy sutil, sobre todo cuando alguien rompe lazos programados que teníamos como habituales, pues son programaciones que se rompen, la programación mental se siente dañada y reacciona con violencia. Y aunque queramos esconderla con buenas y elocuentes palabras, la ira o el rencor sutil, puede actuarse en vez de hablarse: Entonces decidimos no llamarlos más nunca, romper con ellos en todos los sentidos, y por supuesto, buscar otras personas que compongan o reestructuren la programación dañada, y ocupen el puesto de la persona que ahora rechazamos sutilmente en nuestro mundo programado. Si tenemos éxito, lograremos reestructurar nuestro bucle como lo teníamos organizado. Esto se hace constantemente, aplicándose el dicho común: “A rey muerto, rey puesto”… Pero generalmente, estos movimientos conllevan separación, participante de culpar a los demás por rompernos la comodidad, el acomodamiento programado, que lo hicimos dependiente de otros, y suele estar cargada de ignorancia hacia la comprensión de nosotros mismos en cuanto a nuestros impulsos más profundos.
Las consecuencias siempre se presentan cuando rompemos relaciones, y normalmente logramos superar cualquier crisis personal, sea de carencia afectiva, o necesidad de controlar a los demás aunque sea en forma de salvadores de otros; porque somos incapaces de salvarnos a nosotros mismos y no pedimos consejo ni ayuda… Parchear nuestras carencias nos proporciona tanto entretenimiento, como poder vampirizar a otros, las energías que no somos capaces de obtener de nosotros mismos, para intentar sentirnos vivos dentro de unas programaciones mentales que arrastrandolas con nosotros, suelen ser las que nos mantienen convertidos en simples muertos.

Cuando alguien decide hacer algo distinto a lo que deseamos, ¿respetamos sus decisiones?... ¿Los amamos lo suficiente para dejarlos libres de nuestros deseos más profundos, egoístas, y necesidades programadas?... O empleamos chantaje emocional para retenerlos, hasta que viendo que no podemos dominarlos a nuestro antojo nos enojamos como niños; haciéndoles responsables de no darnos lo que de ellos esperamos, o lo que creemos que ellos tienen y nosotros no, perdiendo así la oportunidad de recibir otras muchas cosas, quizá más valiosas, con las que no habíamos contado porque decidimos hacerlo a nuestro modo, al que puede estar repitiéndose y repitiéndose para no ver nunca la salida…
¿Tenemos un concepto de amor atrofiado, hacia el creer que si no nos dan lo que deseamos ya no nos aman, y por eso se merecen ser despreciados de nuestra vida?...
Si vemos que alguien tiene algo que nos gustaría tener, sea amor, felicidad, paz, lo que sea, ¿no sería más productivo preguntarle siquiera cómo lo logró, antes que envidiarlo, despreciarlo, odiarlo, por no permitirnos ser humildes realmente, salvo a veces sólo en apariencia?... LA MENTE PROGRAMADA NO QUIERE ESFORZARSE, SÓLO QUIERE EL LOGRO DE OTROS, SIN IMPORTARLE LO QUE TUVIERON QUE HACER O PADECER PARA OBTENERLOS: POR ESO NO PREGUNTA NI PIDE AYUDA CLARAMENTE; porque no es una mente clara, aquella que sigue programada.
Y ¡Ojo! Que preguntar o pedir ayuda, no significa someterse ciegamente a lo que puedan decirnos, luego tendremos que reflexionar o sentir lo que nos conviene o no nos conviene… LA DECISIÓN ES SIEMPRE NUESTRA. 


Isaac Fernández de la Villa.

domingo, 5 de junio de 2011

TODOS SOMOS BUSCADORES DE LA FELICIDAD

Todos somos Buscadores de la Felicidad, buscamos ser felices por impulso natural. La diferencia está en la cantidad de conciencia que empleamos para ello, en el concepto de felicidad que perseguimos, y en los diferentes caminos que elegimos tomar para alcanzarla. Y aunque nuestro Buscador interno lucha por superar etapas materiales para dirigirse a los niveles más altos, donde la felicidad parece producirse dentro de nosotros, no desprecia lo material ni las tenencias materiales, pues reconoce que ellas sirven de ayuda para avanzar hacia el tesoro de las mil caras: La Felicidad con Mayúsculas.

Llamemos al destino final como cada uno quiera: felicidad, autorrealización, elevación, iluminación, darse cuenta, paz, éxito, cima, o simplemente final... lo mismo da. Todos sabemos que arribar con bien allí es nuestro desafío.”(Jorge Bucay)

El Buscador, renaciendo como Ave Fénix de las cenizas de su existencia programada, decidió dejar de sufrir antes que olvidarse de todo y dejarlo como estaba antes que comenzase a arder. Y pronto reconoció que la Felicidad nos llama, para en su búsqueda quedar "atrapados", pero en el avance están las energías para continuar en tan grande labor, y atrás van quedando las limitadas metas dependiente de lo físico, que antes él perseguía, para vislumbrar ahora, las infinitas y grandiosas que entrega y promete el conocimiento de uno mismo: Que será lo único que nos aportará beneficios a medio, largo, a muy largo, y a mucho más largo plazo: Las medallas del camino espiritual no se ven ni sirven para vanagloriarse, pero se sienten y los demás las intuyen. 

El Buscador en sus inicios suele caer numerosas veces, y sentir que pierde todo lo que había avanzado, pues siente fuertemente las ataduras del mundo material y emocional sensorio. Y sin aún la suficiente libertad, fácilmente entrar en una oscura y húmeda celda donde sólo puede ver lo que hay tras una pequeña ventanita embarrotada. En estas situaciones, por mucho que se agarre a los barrotes sólo conseguirá manchar sus manos de oxido.
Aun así, la Conciencia que lo llevó a comprometerse con tan elevada búsqueda ya nunca le abandonará, y constantemente le hará saber que incluso dentro de la más penosa situación, a ella llegó porque hay algo que de ella ha de aprender. Y así busca lo positivo en lo negativo y lo de provechoso en lo aparentemente inútil, mientras reconoce y espera salir algún día de su encierro, para libre de nuevo, continuar avanzando en su camino de formas menos dolorosas.
El Buscador reconoce que el sufrimiento no sólo se manifiesta como un gran dolor. Puede ser hasta un pequeño dolorcito: El sufrimiento serán todas las sensaciones que nos incomodan de cualquier forma e intensidad, por ello se han de eliminar de nuestras vidas hasta los dolores más sutiles, y para eso se necesita practicar la autoobservación. 


Isaac Fernández de la Villa.

sábado, 4 de junio de 2011

EL ALTRUISMO NO EXISTE.


Nuestra común percepción de altruismo es que existe, que hay personas que dan sus vidas por otros. Se dice que ser altruista es procurar el bien ajeno aún a costa del propio. Pero la mayoría de las veces, se lo considera como emprender acciones que no aportan beneficio material a quien las realiza.
Consideremos que existen personas que parecen estar sacrificándose en beneficio de otros y por ello, están dentro de la definición de altruismo que conlleva cierto sacrificio para quien lo practica.
Estamos en una ONG altruista y nos vamos a África, a costa de nuestro bienestar primer mundista. Allí trabajaremos contra el hambre mientras vivimos en una choza. Para muchos esto es un gran acto de altruismo. Pero ¿realmente es así?...
Quizá decidimos hacer el viaje para conseguir algo.
Nos dimos cuenta que nuestros bienes materiales no suplen una carencia interior, la cual sólo es satisfecha cuando nos damos a los demás. Al ayudar nos sentimos realizados y relacionamos ayudar con bienestar. Nuestra percepción comparó el bienestar de ayudar a otros, con la monótona vida sin sentido que teníamos en nuestra lujosa casa llena de cosas materiales, y ganó la opción de ir a África.
En realidad no hemos sacrificado nada por ir a ayudar, sino que buscamos una satisfacción mayor a la que teníamos. Dejamos atrás muchas cosas materiales con cierto sacrificio, pero lo hicimos para obtener algo que merece la pena.
Estos mecanismos internos sutiles, son lo que motiva a muchos seres humanos a ayudar a otros aún sin conocer a quienes vamos a ayudar. Sólo queremos ayudar, sin pensar si se merecen o no nuestra ayuda; nuestro único impulso parece ser; que nosotros necesitamos sentirnos bien ayudando a otros, para ser esto en muchas ocasiones lo único que importa... ¡Ojo!, dentro del supuesto altruismo puede ir camuflado un gran egoísmo.

Imaginemos ahora, que decidimos marcharnos a África porque recibimos un mensaje divino que así nos lo indicó. “Deja todo y márchate a ayudar a los pobres de África”, nos dijo una voz misteriosa que asociamos con Dios.
Quizá pasamos años escuchando la voz pero la ignoramos, y ahora confiamos en ella porque sabemos que nos da la mejor orientación para nosotros. Entonces podemos creer que dejamos todo por ayudar a otros, pero en el fondo sabemos que es lo mejor para nosotros. En este caso también nos ponemos por delante de aquellos que vamos a ayudar.
Si consideramos altruista no percibir beneficio material por algo que hacemos, el altruismo existe, pero nunca podrá escaparse de la frase: “Nadie da algo por nada”, comúnmente conocida por: “Nadie da nada por nada”, que en España se expresaba con: “Nadie da duros a pesetas”, siendo un duro igual a cinco pesetas -moneda en curso antes del Euro-.

Isaac Fernández de la Villa.

viernes, 3 de junio de 2011

Estados de Transición de Consciencia



Mensaje Planetario de los Hathors

http://tomkenyon.com/estados-de-transicion-de-consciencia)

Definiciones

Los nodos caóticos son grupos de sucesos caóticos. De acuerdo a los Hathors, la Tierra ha entrado en un Nodo Caótico, y como resultado, podemos esperar niveles de caos siempre en aumento – incluyendo terremotos, actividad volcánica, pautas climáticas aberrantes, desastres ecológicos, así como agitación económica, social y política, pero no se limitará a éstos.

Los Hathors llaman Estados de Transición de Consciencia a posiciones intermedias después de haber sufrido pérdidas importantes, cuando nos encontramos temporalmente colocados entre una vieja realidad que ya ha terminado y una realidad nueva que todavía no ha tomado plenamente su forma.

Los Hathors usan el término Marcadores Perceptuales para describir cómo le damos sentido a nuestro mundo y manejamos nuestras vidas usando nuestros cinco sentidos.
El Mensaje

Por su propia naturaleza, los Nodos Caóticos tienden a generar estados de transición de la consciencia. Los estados de transición de consciencia surgen cuando desaparecen los marcadores perceptuales y, cuando esto ocurre, entras en una zona nula en la que tu vieja realidad ya no existe o ha cambiado radicalmente, en tanto que tu nueva realidad todavía no ha llegado a existir.

Por cuanto ustedes han entrado en una fase aún más intensa del Nodo Caótico, deseamos compartir con ustedes nuestra perspectiva sobre los estados de transición, con la esperanza de que puedan utilizar este conocimiento para su propio beneficio.

Para este propósito podemos clasificar los estados de transición en tres categorías principales: 1) estados de transición personal, 2) estados de transición colectivos, y 3) muerte física.

Estados de Transición Personal

Primero enfoquémonos en los estados de transición personal, ya que tu percepción personal es el punto central alrededor del cual opera tu realidad percibida.

Tu percepción de la realidad es, fundamentalmente, una creación personal. Está influida por la percepción colectiva de tu cultura, tu época, tu lugar y tu circunstancia, pero fundamentalmente tu percepción de lo que es real y lo que no lo es, es una creación – tu creación.

Tu percepción de la realidad depende de tus hábitos de percepción, si es que tú eres como la mayoría de las personas. Estás acostumbrado a experimentar ciertas realidades en tu vida y éstas te dicen dónde estás, por así decirlo. Te despiertas por la mañana y miras el reloj y se te presenta inmediatamente la percepción colectiva del tiempo. Tu decisión de aceptar esta ilusión o no es una opción personal. De hecho, una de las señales de maestría espiritual es la capacidad de moverse por las ilusiones culturales exitosamente comprendiendo claramente su naturaleza.

Cuando una situación de tu vida personal cambia dramáticamente, hay una tendencia a que los marcadores perceptuales desaparezcan o se reorganicen.

Veamos un escenario posible. Si has trabajado en el mismo lugar durante muchos años, has construido tu vida de acuerdo a las demandas de tu puesto. Tomas tu almuerzo a determinada hora. Vuelves a casa a determinada hora. Interactúas con otros en formas específicas, adecuadas para responder a los requisitos de tu puesto.

Si ese puesto de trabajo fuera eliminado de repente, en forma inesperada, esos marcadores perceptuales desaparecerían. No sería necesario levantarse a cierta hora, comer a cierta hora, volver a casa a cierta hora, y la gente con la que interactuaste durante la mayoría de las horas de tu día ya no estaría disponible para ti.

Lógicamente, esta situación desorienta a la mayoría de las personas. Otra vez, los marcadores perceptuales han desaparecido.

El mismo fenómeno tiene lugar cuando hay un cambio radical en tu vida personal. Si de repente se termina una relación que es importante para ti, los marcadores perceptuales de esa relación desaparecen y entras en el estado de transición de consciencia.

Si tienes una crisis en tu salud que afecta tu vida física en formas importantes, los marcadores perceptuales desaparecen y esto puede ser desorientador. Has entrado en un estado de transición de consciencia.

A medida que aumenta la intensidad del Nodo Caótico, más y más personas experimentarán las ondas de shock de su vieja realidad desmoronándose ante ellos. Lo que era seguro en sus vidas, ahora es incierto. Lo que era suelo firme, parece ya no ser firme. Decimos esto tanto figurativa como literalmente.

Hay otra onda de estados de transición que está surgiendo de este Nodo Caótico.

Ya está afectando a muchas personas, pero sus efectos se distribuirán en la consciencia de una forma muy parecida a un tsunami.

Este estado de transición en particular tiene que ver con el colapso de las mentiras colectivas de tu cultura. Cada vez más y más, vas a ver lo que hay detrás del juego de sombras; vas intuir a los titiriteros, y aunque se te oculten sus identidades, verás de modo cada vez más real que hay aspectos de tu cultura que son una manipulación, una limitación y, en muchos casos, mentiras totales.

La mentira de la que hablamos aquí no es la mentira de la economía, la de las guerras, o la de las religiones que te limitan, sino la mentira de tu identidad – una mentira que asegura tu confinamiento. Esta mentira es la creencia y la afirmación cultural de que no eres más que un ser humano físico y que no hay, en realidad, ningún otro reino del ser más allá de tu experiencia terrestre.

El reconocimiento de esta mentira es precursor de la libertad personal, pero en sus etapas iniciales puede ser bastante desorientador. La causa de esto es que las experiencias multidimensionales son muy diferentes de tus experiencias cotidianas terrestres. Si te encuentras varado entre tu vida terrestre y la multidimensional, has entrado en un estado de transición de consciencia.

Nuestro propósito al compartir esta información es sugerir un curso de acción práctico durante los estados de transición de consciencia.

Cuando entras personalmente en un estado de transición potente, podrías, como muchos seres humanos, estancarte en el anonadamiento. Muchos individuos se sienten profundamente perturbados al descubrir con asombro que sus marcadores perceptuales han desaparecido junto con la realidad que habían asumido como real.

Como el tiempo se está acelerando – y con esto queremos decir que más sucesos ocurren en menos tiempo – permanecer en estado de shock o anonadamiento es una indulgencia psicológica que no te puedes permitir. El punto esencial que deseamos transmitir aquí, es que, no importa la naturaleza del estado de transición, ya sea de orden personal relacionado con cambios en tu vida personal, o debido a reconocer la manipulación cultural, tú eres el creador de tu realidad.

Puedes tener historias que expliquen porqué tu vida está de repente en crisis, pero sólo son historias. Puedes culpar a otras personas, situaciones o instituciones por tu problema, pero esto es responsabilidad mal asignada. Tus historias pueden ser verdaderas y puede haber otras personas, situaciones o instituciones que culpar, pero cuando has entrado en un estado de transición de consciencia, tú eres el vórtice central de un potente proceso creativo. No hay razón ni necesidad de llorar sobre “leche derramada” como dice el refrán. Lo que se perdió, se perdió. Lo que se fue, se fue.

Ahora la pregunta central es: ¿Qué harás?

¿Vas a quedarte atontado, en shock, abrumado, enojado y triste? ¿O vas a asumir tu identidad como creador de tu vida?

Para los que elijan permanecer en estados inferiores de consciencia, no tenemos comentarios.

Nuestros comentarios son para aquellos con suficiente coraje y audacia como para asumir su identidad como creadores. Si eres uno de éstos, aquí está lo que sugerimos.

Cuando todo desaparece, y nos referimos a los marcadores perceptuales de tu realidad anterior, comprende que has ingresado a un punto de vacío.

Un punto de vacío es una transición crítica entre una realidad vieja y una nueva. Aquello que era, se terminó. En lugar de lamentar la pérdida, acepta el vacío. Esto es, para muchas personas, una empresa difícil, porque en el punto de vacío no hay nada que se pueda hacer. Simplemente debes ser testigo de ello, y de ti mismo, porque en esta tierra de nadie no hay marcadores perceptuales.

Ten cuidado con los nuevos marcadores que coloques, porque estas ideas y creencias serán las estrellas en los nuevos cielos de tu mente, y navegarás tus rumbos en estos nuevos tiempos por las estrellas (pensamientos y creencias) que tú hayas puesto en los cielos de tu propia consciencia. De modo que sé sabio al crear estrellas nuevas, compañero navegante del Misterio.

Estados de Transición de Consciencia Colectivos

El colectivo humano, desde nuestra perspectiva, parece actualmente una inmensa serpiente cósmica cambiando su viejo pellejo, retorciéndose y restregándose, tratando de liberarse de sus viejos estorbos. Algunos de ellos toman la forma de agitación económica. Otros son de naturaleza política. Algunos son el colapso y transformación de instituciones culturales. Y algunas de estas contorsiones y retorcijones se relacionan con los terremotos y la actividad volcánica, así como con el comportamiento aberrante del clima.

A medida que aumenten los desastres naturales y los ocasionados por el hombre, van a encontrarse cada vez más entrando en estados de transición de consciencia. Obviamente los que sufren un terremoto, una erupción volcánica o un clima destructivo en forma directa son los más proclives a ingresar en estados de transición, pero los que son de naturaleza empática pueden experimentar el peso de un desastre natural o causado por el hombre como si estuvieran físicamente presentes.

Ciertamente, a medida que el velo que separa una consciencia humana de otra se disuelve, ustedes van a experimentar los cambios que ocurran en el mundo cada vez más a nivel visceral.

Ahora queremos tratar la cuestión de una creación nueva, para aquellos que se puedan encontrar con las secuelas de un desastre natural o causado por el hombre, sean terremotos, erupciones volcánicas o manifestaciones climáticas destructivas.

Si la fuerza destructiva es suficiente, puede que los marcadores perceptuales de tu realidad anterior ya no existan. Puede que tu hogar o tu comercio ya no estén. Puedes encontrarte con escasez de alimento y agua, y hay un número de otras variables que pueden juntarse para crear un estado de shock o anonadamiento.

Queremos ser muy claros en lo que vamos a decir. El shock y el anonadamiento ante los desastres es una respuesta natural de los mamíferos, y si vas a trascender y transformar ese momento, debes ascender a dimensiones más elevadas de tu propia existencia, de tu propio ser, a esos reinos de la consciencia que están más allá de tiempo y espacio.

En la medida en que puedas incorporar los aspectos trascendentes de tu ser como partes de la ecuación para tu superivencia, podrás aliviar el shock y el anonadamiento.

El rasgo central que debe identificarse en medio del caos, de cualquier forma de caos, es el portal de la oportunidad.

Esta oportunidad de supervivencia o de una nueva vida puede presentarse en formas inesperadas. Esto sucede porque los marcadores perceptuales ya no están en su lugar, y tu consciencia puede no reconocer una oportunidad cuando se presenta.

Hay un hábito humano muy arraigado, una tendencia, que quiere adecuar las nuevas realidades a las otras del pasado. Este sería un desdichado hábito para practicar en tales situaciones.

Podríamos decir muchas cosas sobre las realidades hiper-dimensionales involucradas en la toma de decisiones durante los eventos caóticos, pero queremos “ir al grano” y mencionar las que resultarán más prácticas. Tal vez en otra ocasión podamos compartir con ustedes nuestras reflexiones filosóficas sobre su naturaleza infinita y las posibilidades infinitas que residen en ustedes. Sin embargo, por ahora seremos un poco elementales y daremos una fórmula para reconocer y crear oportunidades para una nueva vida y un nuevo destino cuando se les presenten.

Suponiendo que han entrado en un estado de transición de consciencia y que se han reconciliado con el punto de vacío y están más o menos cómodos con la enorme incertidumbre de la situación, esto es lo que sugerimos.

Sean curiosos y esperen milagros.

Al entrar a un estado de curiosidad, involucran un aspecto de su mente que está libre para moverse sin los límites de las expectativas. Se parece mucho a la mente de un niño, y es esta inocencia – que no es lo mismo que infantilismo – lo que les permite entrar en un estado vibratorio de consciencia que los beneficia grandemente.

Al sostener una expectativa de milagros, liberan el poder de la creación dentro de ustedes, y en la medida en que logren esto encontrarán cada vez más incidencias fortuitas, coincidencias beneficiosas y tesoros inesperados, ya sean de naturaleza física como mental o emocional.

Esta combinación de curiosidad ante lo que va a ocurrir con la expectativa de milagros, los va a mover rápidamente desde el punto de vacío a una nueva vida, a una nueva creación, no importa qué pueda estar sucediendo a los que están a su alrededor.

Durante los estados de transición de consciencia colectivos es útil recordar que cada persona es creadora de su propia realidad, y en medio del caos las personas harán diferentes elecciones y entrarán en realidades personales diferentes.

No se dejen llevar por quienes entran en ámbitos vibratorios más bajos. Ustedes no pueden salvarlos de sí mismos. Miren hacia arriba, y vivan elevándose con la curiosidad y la expectativa de milagros, y aun en las situaciones más graves los milagros podrán ocurrir – y de hecho lo harán – para ustedes.

Muerte Física

Una de las mayores dificultades para los seres encarnados es el estado de transición de consciencia que llaman muerte. Esto se debe a que todos los marcadores perceptuales, incluyendo los cinco sentidos, desaparecen. Si una persona se identifica solamente con su existencia material, encontrará que este estado de transición es el más difícil. Esto es porque se ha identificado con lo que ya no existe.

Aunque el mundo físico continúa, nada ingresa a la consciencia desde los cinco sentidos. Es como si el mundo se hubiera desvanecido y el cuerpo se hubiera ido con él. El gran Yo Soy, el rasgo central de la consciencia trascendente, ya no recibe información desde el cuerpo, de los cinco sentidos, ni del mundo exterior. Esto puede ser profundamente perturbador y desorientador para alguien que no ha experimentado directamente otros niveles de su ser.

Metafóricamente hablando, son como un enorme árbol, el Árbol de la Vida, con muchas ramas y muchas, muchas hojas y flores, y su existencia física actual es sólo una de estas hojas y una de estas flores.

Cuando una persona atraviesa el estado de transición de consciencia que ustedes llaman muerte hay varias opciones. Si estás en una tradición espiritual, cuya figura central es un gurú, un avatar o un salvador, puedes seguir el sendero de este ser hacia el reino vibratorio de su consciencia. En algunas religiones a esto se lo conoce como el cielo.

Si sigues el camino de un guru, avatar o salvador, comprende que estás entrando en su cielo, su logro vibratorio, y necesariamente también entras en sus limitaciones de consciencia.

Desde nuestra perspectiva el universo es de naturaleza infinita, y con esto no nos referimos al espacio exterior sino a las realidades interdimensionales de tu universo, y no existe un ser, en nuestra experiencia, que comprenda y abarque todo lo que es.

Sin embargo, si deseas reunirte con tu guru, avatar, salvador, en los reinos de la muerte, tenemos unas pocas sugerencias. Una es llamar su nombre mentalmente. Esto es un conocimiento muy antiguo encerrado en el término egipcio Ren, que significa nombre. Cuando llamas el nombre de un ser espiritual, un aspecto de ese ser se ve obligado a moverse hacia ti.

Si en ese momento de encuentro tu guru, avatar o salvador, te encuentra digno, te llevará consigo a su reino celestial.

Para los que están en las tradiciones espirituales orientales hay mantras conectados con deidades específicas. Cantar estos mantras mentalmente durante la muerte, o en los reinos de la muerte, tiene el mismo efecto.

Para aquellos que no sean parte de una tradición espiritual que siga a un guru, avatar o salvador, el estado de transición de consciencia llamado muerte ofrece otras posibilidades.

Como en los otros dos estados de transición de consciencia, el reino de la muerte tiene un punto de vacío, y sus rasgos dominantes son la quietud (el silencio) y la oscuridad. Todas las posibilidades existen dentro del Vacío, pero no existe ninguna actualidad. Es como la bellota de un roble. El roble, el árbol gigante en sí, está en potencia dentro de la bellota, pero todavía no existe.

De modo que cuando te encuentres en el Vacío, que reconocerás por el hecho de que estás completamente solo en oscuridad y completo silencio, has de saber que estás en el nexo central de tus poderes creativos.

Lo que elijas crear de allí en más determinará el curso de tu destino y los mundos que habitarás o los reinos de la existencia en los que residirás. Esta es una encrucijada crítica.

Muchas personas, asustadas por la oscuridad, se mueven prematuramente hacia la luz. Lo que no entienden es que en su ansiedad, ellos crean la luz. Un portal se abre ante ellos, como un túnel, y pueden moverse por este túnel de luz, encontrando a quienes han conocido antes, y por tanto volviendo a entrar en la corporización o en otros reinos vibratorios de existencia sin haber comprendido plenamente las consecuencias. Esto es ciertamente una opción abierta para ti, y es elegida por muchos.

Otra opción, sin embargo, es permanecer en el punto de vacío, residir en el Vacío mismo, tomar consciencia de tu Ser como consciencia pura, trascendente a todos los fenómenos.

Si resides en este estado de consciencia suficientemente sin la necesidad de crear algo, descubrirás tu identidad como el gran Yo Soy. Y desde esta toma de consciencia puedes elegir las circunstancias de tu corporización. Puedes elegir los mundos que habitarás o los reinos de consciencia donde residirás.

Este último método te da las mayores oportunidades, aunque es el más difícil para la mayoría de las personas. Y la razón de esta dificultad es el hecho de que la mayoría de los humanos se sienten incómodos si no tienen un cuerpo. La nostalgia por el cuerpo y la experiencia del mundo material a menudo empuja a la persona fuera del Vacío prematuramente.

En resumen, debido a las fases de intensificación del Nodo Caótico, muchos de ustedes se encontrarán en estados transicionales de consciencia. No importa en qué nivel los afecte, ya sea su vida personal, la experiencia colectiva, o el estado de transición que ustedes llaman muerte, sepan que ustedes son los creadores de su realidad.
Los Hathors

20 de Abril de 2011
Pensamientos y Observaciones de Tom

Personalmente, considero que este mensaje es impresionantemente elocuente y todo un vasto depósito de información. He leído y releído este mensaje varias veces, y cada vez descubro algo nuevo. Hay ciertamente mucho para leer entre líneas en esta comunicación.

Me gustó especialmente el comentario de los Hathors…

“Ten cuidado con los nuevos marcadores (perceptuales) que coloques, porque estas ideas y creencias serán las estrellas en los nuevos cielos de tu mente, y navegarás tus rumbos en estos nuevos tiempos por las estrellas (pensamientos y creencias) que tú hayas puesto en los cielos de tu propia consciencia. De modo que sé sabio al crear estrellas nuevas, compañero navegante del Misterio.”

A nivel de nuestra mente colectiva, creo que nuestras realidades míticas están cambiando. Las viejas esrellas, esos pensamientos, creencias y presupuestos sobre la realidad que nos han guiado por milenios desde nuestra cultura parecen estar ahora desvaneciéndose, para no mencionar que nos han llevado en direcciones que muchos de nosotros ya no queremos tomar.

La nave colectiva de nuestra cultura parece estar atravesando las aguas del Gran Misterio con poco respeto por lo sagrado de este planeta y de la vida en él. Pero aun cuando nuestro barco colectivo navegue a través del Gran Misterio, en apariencia inconscientemente, nosotros y el barco debemos nuestra existencia misma al Misterio en sí. Esta dualidad tan rara me parece o bien divertida o bien trágica, según el estado de humor en que me encuentre, y cuán conectado o desconectado esté con el Misterio en sí.

Una de las ironías de nuestra situación es que la tripulación de esta nave, los que la hacen navegar, invirtiendo su fuerza de vida, su creatividad y, en algunos casos, sangre, sudor y lágrimas, somos nada menos que tú y yo, y todos los otros casi siete mil millones de humanos vivos sobre este exquisito planeta. Somos – todos nosotros – la tripulación de la nave, cualquiera sea nuestra situación personal, nuestra condición de vida o nuestras creencias.

En la comunidad de la Nueva Era hay quienes dicen, y hace años que lo están diciendo, que estamos cerca de la Unidad, y que esa Edad Dorada está a la vuelta de la esquina. No comparto esta percepción.

Todos estamos juntos en el mismo barco, nos guste o no, y me parece que nuestra tripulación está polarizada. Hay muchos que insisten en que los paradigmas de la codicia, la arrogancia y la usurpación sean los verdaderos puntos de referencia para nuestros sextantes.

Otros, sin embargo, estamos sintiendo que nos encaminamos en la dirección equivocada – que ya no podemos seguir saqueando este planeta y su vida (tanto humana como no humana). Para nosotros hay nuevas estrellas en el cielo de nuestras mentes. Y estamos orientando nuestros sextantes claramente hacia esos faros cósmicos.

Cómo va a resultar todo, quién puede saberlo. Pero veo que tiene lugar a mi alrededor un motín silencioso.

Muchos de los miembros de la tripulación, y sospecho que si has leído hasta aquí tal vez seas uno de ellos, están silenciosamente actuando para cambiar el rumbo de nuestra nave colectiva (o sea, nuestra locura cultural) o al menos hacerlo más lento.

Agunos de nosotros sacamos nuestros sextantes y señalamos nuevas estrellas a los que nos rodean. Lo hacemos al vivir el cambio que ansiamos ver. Hacemos esto al tener el coraje de vivir según una nueva realidad de la Tierra que sentimos que es posible. Lo hacemos al ofrecernos bondad uno a otro.

Y cuando es necesario, lo hacemos manteniéndonos firmes. Esto me hace acordar de un movimiento básico en algunos de los países más pobres del mundo para preservar el uso de semillas no híbridas, semillas que produzcan nuevas semillas cuando se cosechen, en lugar de sucumbir a los intereses económicos internacionales que esclavizarían a los más pobres de la Tierra obligándolos a comprar nueva semilla cada vez que quieren alimentarse ellos y sus familias.

Al escribir esto, casi lloro ante su coraje para oponerse a los Titanes que han marcado el curso de nuestra nave colectiva hacia la codicia y la arrogancia en total desprecio por la santidad de la vida.

Por difícil y desafiante que sea esta época para los individuos y para el colectivo, creo que hay esperanza en medio de la incertidumbre que enfrentamos. Lo digo porque el espíritu humano a veces se ha elevado a las alturas al verse enfrentado con momentos de terrible incertidumbre.

Si los Hathors están en lo cierto, todos enfrentaremos numerosos estados de transición de consciencia antes que termine nuestro tiempo en la Tierra. Los marcadores perceptuales de nuestra vieja realidad están fuera de lugar. Cómo manejemos la pérdida de la realidad que percibimos y del viejo mundo, determinará el próximo ciclo de existencia de la humanidad en la Tierra.

Y para nosotros como individuos, lo que elijamos crear en los estados de transición de nuestras vidas determinará los reinos de consciencia que se abran para nosotros.

Para mis compañeros de tripulación y sus seres queridos, les deseo una travesía segura por estos tiempos turbulentos. No importa qué suceda, no importa dónde o en qué situaciones nos encontremos en este peligroso viaje, recordemos que somos, por encima de todo, creadores de nuestra propia realidad.

Hay nuevas estrellas en el cielo y nuevos mundos para descubrir. Sean audaces. Buen viaje.

miércoles, 1 de junio de 2011

PAZ CIENCIA.


Si convierto los interrogantes de la mente en un misterio, no hay respuesta. Si no hay respuesta, no hay nada a donde ir ni qué hacer con ello. Y Ello desaparece, no afecta. Entonces llega la paciencia, la paz-ciencia; la ciencia de la paz.
¿Cómo saber qué camino tomar?... Pregunta la mente, apoyada por un sentimiento de futilidad que surge de algún lado, ya no del aparente pensamiento, pensamiento que siente, en todo caso, pues se hizo distinto al pensamiento razonado, uno es lógica y otro sentido, aunque pueda ser la misma mente manifestándolos por el mismo cuerpo que ocupamos… Nada queda más que esperar, presentes, a ver qué sucede en otros lugares, o en otros compañeros vivenciales, más adelante. Aquí y ahora, poco que decir que no sean banalidades, las cuales, hasta cierto punto podrán ser provechosas si mantienen el fuego de la transformación latiendo con viveza en la paz interna que las sostiene, porque aún el espejismo tiene fuerza, y en un instante hace olvidar el sendero trazado, para dejarlo atrás, sobre todo, cuando se comenzó a vivir más en el Aquí y Ahora, lo que puede convertirse en una trampa más del sendero que lleva al estancamiento… Por ello, es de importancia reconocer que la ayuda aparecerá cuando haga falta, cuando se necesite realmente, pues nadie progresa sin algún tipo de ayuda, provenga de donde provenga, aunque su aparente distancia, la enfríe y difumine hasta ser capaces de ignorarla o rechazarla con triviales juegos mundanos… 

Isaac Fernández de la Villa.

ENTRADAS RECIENTES