LA PAZ ES POSIBLE.

Una MENTE ILUMINADA percibe por CONCEPTOS y no se deja llevar por elloos.
Un CORAZÓN ILUMINADO percibe por SENTIMIENTOS, y no se deja llevar por ellos.
Un FÍSICO ILUMINADO, percibe por SENSACIONES, y no se deja llevar por ellas:
Y NO DEJARSE LLEVAR es distinto a no hacer algo por MEJORAR NUESTRO MUNDO como realidad más cercana... ¿POR DÓNDE QUIERES EMPEZAR? (Isaac Fdez. de la Villa)...

domingo, 5 de junio de 2011

TODOS SOMOS BUSCADORES DE LA FELICIDAD

Todos somos Buscadores de la Felicidad, buscamos ser felices por impulso natural. La diferencia está en la cantidad de conciencia que empleamos para ello, en el concepto de felicidad que perseguimos, y en los diferentes caminos que elegimos tomar para alcanzarla. Y aunque nuestro Buscador interno lucha por superar etapas materiales para dirigirse a los niveles más altos, donde la felicidad parece producirse dentro de nosotros, no desprecia lo material ni las tenencias materiales, pues reconoce que ellas sirven de ayuda para avanzar hacia el tesoro de las mil caras: La Felicidad con Mayúsculas.

Llamemos al destino final como cada uno quiera: felicidad, autorrealización, elevación, iluminación, darse cuenta, paz, éxito, cima, o simplemente final... lo mismo da. Todos sabemos que arribar con bien allí es nuestro desafío.”(Jorge Bucay)

El Buscador, renaciendo como Ave Fénix de las cenizas de su existencia programada, decidió dejar de sufrir antes que olvidarse de todo y dejarlo como estaba antes que comenzase a arder. Y pronto reconoció que la Felicidad nos llama, para en su búsqueda quedar "atrapados", pero en el avance están las energías para continuar en tan grande labor, y atrás van quedando las limitadas metas dependiente de lo físico, que antes él perseguía, para vislumbrar ahora, las infinitas y grandiosas que entrega y promete el conocimiento de uno mismo: Que será lo único que nos aportará beneficios a medio, largo, a muy largo, y a mucho más largo plazo: Las medallas del camino espiritual no se ven ni sirven para vanagloriarse, pero se sienten y los demás las intuyen. 

El Buscador en sus inicios suele caer numerosas veces, y sentir que pierde todo lo que había avanzado, pues siente fuertemente las ataduras del mundo material y emocional sensorio. Y sin aún la suficiente libertad, fácilmente entrar en una oscura y húmeda celda donde sólo puede ver lo que hay tras una pequeña ventanita embarrotada. En estas situaciones, por mucho que se agarre a los barrotes sólo conseguirá manchar sus manos de oxido.
Aun así, la Conciencia que lo llevó a comprometerse con tan elevada búsqueda ya nunca le abandonará, y constantemente le hará saber que incluso dentro de la más penosa situación, a ella llegó porque hay algo que de ella ha de aprender. Y así busca lo positivo en lo negativo y lo de provechoso en lo aparentemente inútil, mientras reconoce y espera salir algún día de su encierro, para libre de nuevo, continuar avanzando en su camino de formas menos dolorosas.
El Buscador reconoce que el sufrimiento no sólo se manifiesta como un gran dolor. Puede ser hasta un pequeño dolorcito: El sufrimiento serán todas las sensaciones que nos incomodan de cualquier forma e intensidad, por ello se han de eliminar de nuestras vidas hasta los dolores más sutiles, y para eso se necesita practicar la autoobservación. 


Isaac Fernández de la Villa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENTRADAS RECIENTES