LA PAZ ES POSIBLE.

Una MENTE ILUMINADA percibe por CONCEPTOS y no se deja llevar por elloos.
Un CORAZÓN ILUMINADO percibe por SENTIMIENTOS, y no se deja llevar por ellos.
Un FÍSICO ILUMINADO, percibe por SENSACIONES, y no se deja llevar por ellas:
Y NO DEJARSE LLEVAR es distinto a no hacer algo por MEJORAR NUESTRO MUNDO como realidad más cercana... ¿POR DÓNDE QUIERES EMPEZAR? (Isaac Fdez. de la Villa)...

sábado, 2 de abril de 2011

EL PÉNDULO Y SU BUCLE.



Imaginando un péndulo del que cuelga una esfera de un lado a otro, cuando el impulso bipolar se acrecienta y hace cada vez más fuerte, acaba por dar la vuelta por arriba y completar el círculo… Este es el camino que la humanidad viene recorriendo desde hace milenios, experimentando en forma horizontal, el sufrir y disfrutar de los vaivenes del péndulo, de la dualidad, de la bipolaridad en su constante movimiento de satisfacción-placer, angustia-dolor.

Algo no nos gusta y nos vamos al lado opuesto, para compensar, de nuevo nos disgusta algo y lo neutralizamos hacia el lado contrario, tenemos estrés y nos vamos de vacaciones, nos sentimos solos y buscamos compañía, estamos insatisfechos sexualmente y buscamos satisfacción fuera, en el contorno del movimiento pendular, que pudiendo llegar a completarse en circulo, no significaría que hicimos algo más que sentirnos equilibrados en un bucle externo, en una circunferencia aún muy alejada del centro mismo de lo que somos y crea la forma. El engaño se fractaliza a todos los niveles de la existencia, haciendonos creer, que con sentirnos equilibrados en la circunferencia de un círculo, llegamos a su centro, cuando sólo logramos sentirnos cómodos respecto a ciertas circunstancias exteriores, donde el vaivén de una polaridad se compensó acostumbrandonos a ello para no querer ver que seguimos atrapados en la circunferencia, que no llegamos a ningun centro, a ser algo más de lo que fuimos unos días antes...

En la mayoría de ocasiones, el péndulo va y viene para dejarnos arrastrar por él, sea por seguir la corriente social, por lo que hace la mayoría, o por lo que disfrutamos sintiendonos en el placer pudiendo ignorar escapando, el afrontar el retorno del ciclo pendular para descubrir sus verdaderas raíces, y con ellas las del sufrimiento o esfuerzo que requiere seguir como ya nos acosntumbramos; las drogas de todo tipo, incluido lo sexual, se ha convertido en una herramienta muy útil para escondernos, y sentirnos tolerantes al retorno de lo que sembramos con el impulso que damos a la búsqueda de placer, que irremediablemente siempre crea una fuerza contraria. 
Para la gente muy programada y condicionada socialmente estos son los entramados de todos los días, búsqueda de placer y no quiero saber nada de consecuencias, donde está muy presente la idea del sacrificarse primero para luego tener la recompensa; trabajo sometido a horarios, para luego recibir la nómina, dejo de vivir muchas horas al año, para poder disfrutar un mes de vacaciones, tengo dinero para salir a divertirme 2 días; cuando me sacrifico 5 en la semana... La mayoría se acomodaron en el contorno de sus péndulos formando esferas sobre esferas para tolerar todo, se hicieron mestros de compensar el péndulo hasta llevarlo a lo relativamente cómodo, se conformaron con vivir dando vueltas en círculos para no cambiar nada de lo que hay en su pequeño mundo de autosatisfacción personal.

Sentados encima de la bola que pendula, sea de un lado a otro o en un bucle completo circular, ¿qué podemos hacer para salir del bucle?...: Ascender por la cuerda. 

Entonces el movimiento externo será cada vez menos fuerte, y llegados al centro, sólo queda paz y equilibrio, ya no hace falta experimentar nada más para contrarrestar algo, porque cada movimiento se hace nuevo, y pudiendo reconocer las consecuencias de los mismos, todo cambia de placer-sufrimiento, en su pendulación, o placer-sufrimiento completando el circulo exterior para soportar sin malestar el movimiento, a una paz interior impulsada por una inteligencia que se expresa conforme a LO CONVENIENTE O NO CONVENIENTE HACIA SU EXPRESIÓN DENTRO DEL IMPULSO EVOLUTIVO; que todo tiene intrínsecamente ligado a su esencia más profunda… 

Y para llegar a esta paz, hay que observar el movimiento completo de la cuerda por donde subimos, sin dejarnos arrastrar, ni estar metidos en círculos, donde tendremos en contra para centrarnos incluso la fuerza cinética que nos aleja lejos del centro... 
Primero hemos de romper el bucle, para sintiendo sólo los vaivenes, poder ir aminorandolos hasta que por ultimo, podamos ir subiendo por la cuerda con mayor soltura, cuando para ello tengamos las energías suficiente, que antes no teníamos por usar en fomentar pendulaciones bipolares y bucles circulares. 
De esta forma podremos ir hacia el centro mientras observamos con atención, tanto cuando el péndulo pretende llevarnos hacia un lado placentero, o hacia un lado doliente, para no dejarnos atrapar ni arrastrar por ninguna de las dos polaridades. Así todas nuestras energías están disponibles hacia el equilibrio, hacia la paz interior de la que tanto hemos podido oír hablar, que no se trata de llegar a un plano místico donde los orgasmos que nos satisfacen dejan de ser físicos para convertirse en metafísicos, para seguir nosotros, buscándolos a cada paso bajo cualquier idea absurda de que "aquí todo vale"... Y aunque todo valga, por lo menos no nos engañemos creyendo que llegamos a algún lado por haber trascendido bucles materiales para caer en más elevados. Pues seguimos haciendo lo mismo que aquellos que viven en la programación de sus mentes hacia el consumismo de placer en todas sus expresiones, salvo que nosotros quizá pudimos descubrir y sentir algunas realidades más profundas de la existencia.

Isaac Fernández de la Villa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENTRADAS RECIENTES