LA PAZ ES POSIBLE.

Una MENTE ILUMINADA percibe por CONCEPTOS y no se deja llevar por elloos.
Un CORAZÓN ILUMINADO percibe por SENTIMIENTOS, y no se deja llevar por ellos.
Un FÍSICO ILUMINADO, percibe por SENSACIONES, y no se deja llevar por ellas:
Y NO DEJARSE LLEVAR es distinto a no hacer algo por MEJORAR NUESTRO MUNDO como realidad más cercana... ¿POR DÓNDE QUIERES EMPEZAR? (Isaac Fdez. de la Villa)...

miércoles, 26 de mayo de 2010

LA GENERACIÓN PERDIDA.


ISAAC FERNÁNDEZ DE LA VILLA.

Con el sonido del videojuego, olor a tabaco, cerveza y pizza, se escucha la voz del joven que dice:

“- MAMÁ TEN CUIDADO CUANDO VAYAS A ESAS MANIFESTACIONES EN LA CALLE PARA LUCHAR POR MI FUTURA PENSIÓN..., !Y LA TUYA, CLARO!… Y NO TE MANDO A QUE LUCHES POR MI TRABAJO PORQUE NO TENGO, Y ¿PARA QUÉ MANDARTE A LUCHAR POR ALGO QUE NO TENGO?... Ofú…qué buena reflexión hice… tengo que anotarla para escribirla por el tuiter y en el feisbu…”

Y en Europa los ancianos se lanzaron a las calles, como pudieron haberlo hecho tiempos pasados cuando fueron jóvenes con espíritus sedientos de mejorar sus vidas y evolucionar. Tal sucedió en la España de juventudes manifestándose que forzaron la transición a la democracia...
Ahora parece que tendrán que salir estos mismo jóvenes, ya mayores en su mayoría jubilados, para luchar de nuevo, salvo que esta vez será para intentar evitar la transición: Aquella que lleva a una nueva clase de dictadura: La de los Mercados liderados por el Dios de la Codicia, y que tiene su brazo armado más visible en el llamado F.M.I. (Fondo Monetario Internacional: Hace lo mismo que el banco cuando hipotecamos nuestra casa para que nos presten dinero, salvo que ente caso es una evolución del lucro hipotecario, pues hipoteca países y a millones de ciudadanos bajo estrictas condiciones, siempre sufrientes para clases media, baja, y las más baja donde ya no existe clase alguna sino miserias a cada paso). Del cual se dice en los países Latinoamericanos; pueblos que conocen bien sus maquiavélicos manejos y la pobreza y miseria que inflinge sobre los países y sus ciudadanos: POR DONDE EL FMI PASA NO VUELVE A CRECER LA HIERBA…

Y entre pasadas y nuevas luchas quedó sin apenas moverse la generación perdida, que nació en épocas de ilusorias burbujas de felicidad: Entre videojuegos, teléfonos celulares, modas y drogas de todo tipo, búsqueda de placeres carnales, también de todo tipo, y programadas sus mentes de conceptos, y de preceptos saturadas, convertida esta juventud en meros objetos de utilidad única para mantener la promoción de la gran inutilidad que promueve el materialismo que así se aseguró de programarla. Porque en cuestión de evolución humana en cuanto aumentar nuestro raciocinio, pocos cambios se vieron sino hacia la involución; pues si nuestra capacidad de razonar y reflexionar es lo que nos hace más avanzados que los animales, a más capacidad de lógica y sentido común para llegar a mejores conclusiones que aquellas que nos dicen otros, más evolucionados estaremos… Pero ¿nos está haciendo más reflexivos y razonables, y por ello más evolucionados, un Materialismo Consumista que tiene su brazo armado con metralletas de represión económica que justifican mediáticamente bajo el todopoderoso sistema económico de Mercado Capitalista Neoliberal?... ¿Creen ustedes que nos hace y viene haciendo más evolucionados este Sistema que ya podemos ver claramente cómo gobierna por encima de cualquier partido político y países enteros?... Porque no caigamos en pensar que los conocidos partidos mayoritarios con sus enquistadas ideas obsoletas y rígidamente aborbidos por este Sistema, serán quienes tengan la solución a los problemas que ellos mismos permitieron se fuesen creando... Ya lo dijo Albert Einstein: NINGÚN PROBLEMA SE SOLUCIONA CON LA MISMA MENTE QUE LO CREÓ. Se necesita aplicar un cambio de visión, más trascendente sobre la que existía cuando fue creado el problema, y el problema que existe a nivel mundial no fue creado en los partidos políticos sino por el Sistema que por encima de ellos maneja todo tras bastidores… Siendo allí donde se debe buscar y cambiar los titiriteros, esos a los que nunca alcanza crisis alguna, pues nada se hará con cambiar las marionetas cuando son quienes las manejan los que ponen los precios de entrada a la función.

“- ¿Y QUÉ NOS IMPORTA TODO ESTO?… MEJOR TRAE MÁS CERVEZA, PIZZA, WISKYES, Y PARTIDOS DE FUTBOL… Que ya pasé la siguiente fase del videojuego, bien, bien, bien..., ahora mismo llamaré a mi piba para contárselo y que venga para fumarnos unos petas (cigarros de hierba, churros, porros,...), darnos unos morreos, (besarse lascivamente, chacovearse...) y nada de crisis ni de esas chorradas..., para solucionar eso están los viejos…”

Seguramente no tendremos que irnos muy lejos para ver la clase de evolución humana que promueve el Sistema que se nos vendió y en el cual nos embarcamos; quizá el ejemplo lo tengamos en nuestra casa, e incluso si nos observamos a nosotros mismos podremos ver en qué nos convirtió, porque también fuimos programados para ello. Y ¿quién se atreve ahora a reprochar a los jóvenes para que se manifiesten y reclamen sus, y nuestros derechos, cuando quienes participamos de la generación perdida fuimos educados para obtener placeres y complacencia a toda costa, al tiempo que dicha educación se fortalecía cuando veíamos a nuestros padres buscando eso mismo?... Porque ellos también se dejaron deslumbrar por los brillos del Consumismo importado de Estados Unidos, lleno de promesas de sueños americanos fáciles de alcanzar. Y fáciles fueron de alcanzar para los que entonces estuvieron bien posicionados en la línea de partida, como lo estuvieron los pasados colonizadores Europeos ante las tierra vírgenes de los indios que mataban en América, para cuando se diese el pistoletazo de salida, correr hacia las tierras donde con sólo pinchar una banderita en el suelo ya se convertían en grandes terratenientes sin costo alguno (sin costo para ellos, claro, no para los miles o millones de indios que mataron antes). Para luego, sin tantos permisos e impuestos que convirtieron a los Estados en Empresas privadas lucrativas, construían sus casas y ponían a esclavos a sembrar.
Y en España también se sembró en los inicios de la democracia, para ser recolectadas las culturas del pelotazo creadoras de la nueva burguesía; la nueva clase de millonarios y multimillonarios donde muchos los hay que se enriquecieron sin esfuerzo ni moral, para no importarles las consecuencias que sus actos podrían suponer al rumbo del país, ni reflexionar sobre el efecto en las siguientes generaciones y sociedades que se crearían. Vendimos nuestras almas al diablo. Donde el diablo es nuestra insaciable ambición por lo material y los placeres mundanos, para mientras más nos adentramos en el proceso, más aprisa perder nuestra alma y sacrificar incluso la de nuestros descendientes, pues con el mal ejemplo los convertimos en haraganes que no lucharán por algo más allá de lo que puedan alcanzar de la mesa del salón estirando el brazo.

Y que nadie nos venga con el cuento que no hay más opciones que una o dos.. Estoy seguro que en países tan grandes como España, habrá personas capaces de gobernar que lo harían más por Amor a sus conciudadanos, que por los beneficios económicos o del poder que se adquieren en los cargos públicos. Por eso en las elecciones deberíamos escuchar campañas políticas donde haya propuestas realmente trascendentales, como: "Haremos que los cargos públicos no sean atractivos económicamente para quienes quieran aspirar a ellos, así quien en ellos se desempeñen lo harán más por Amor que por codicia y dinero"... ¿Qué habría de malo en que un presidente ganase unos tres mil euros al mes?... La política no debe ser una empresa lucrativa sino una labor de servicio.

Mientras hay vida hay esperanza y si los tiempos claramente han cambiado y seguirán cambiando, la gran pregunta que ahora se nos plantea de cara al futuro es: ¿Estamos dispuesto a cambiar nosotros?...

(Nota: Aunque al escribir a veces caiga en generalizar, sólo es una forma de expresión que habla de grupos grandes, claramente visibles o mayoritarios; pues considero que ni son todos lo que están, ni están todos los que son. Y por supuesto, aquel que un día está, puede no estarlo mañana, y viceversa. Porque realmente podemos cambiar nuestras personalidades y vidas no sólo porque las circunstancias nos obligue a ello, sino por voluntad propia; y digo esto por experiencia).


No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENTRADAS RECIENTES