LA PAZ ES POSIBLE.

Una MENTE ILUMINADA percibe por CONCEPTOS y no se deja llevar por elloos.
Un CORAZÓN ILUMINADO percibe por SENTIMIENTOS, y no se deja llevar por ellos.
Un FÍSICO ILUMINADO, percibe por SENSACIONES, y no se deja llevar por ellas:
Y NO DEJARSE LLEVAR es distinto a no hacer algo por MEJORAR NUESTRO MUNDO como realidad más cercana... ¿POR DÓNDE QUIERES EMPEZAR? (Isaac Fdez. de la Villa)...

domingo, 13 de noviembre de 2011

SER EVOLUCIONARIO-REVOLUCIONARIO: AMAR

Sobre el Che se dice:
“En 1966, el Che dejó a su familia en Cuba para ir a combatir a la selva boliviana, donde moriría acribillado el 9 de octubre de 1966. Antes de partir de la isla, el Che dejó una carta de despedida, que hacía referencia a sus hijos. El Estado les dará lo suficiente para vivir y educarse, escribió el argentino.”

¿Cómo percibimos que alguien deje su vida familiar por ir a luchar en forma alguna?...
Viviendo en nuestro pequeño mundito del Ego complacido con lo familiar, lo económico, lo social político dentro de un entorno a su vez restringido al barrio, a la ciudad propia, el país propio con su peculiar idiosincrasia donde podemos sentirnos acomodados, el dejar tal cosa como la familia para irnos lejos y hacer algo que sentimos hacer desde lo más profundo de nuestra alma, puede parecer una locura, un absurdo. ¿Qué nos importa lo que suceda más allá de nuestro pequeño entorno?...
Y ¿Quién puede decir que sabe con certeza, que el Che u otros muchos que decidieron hacer algo por mejorar un mundo más amplio, no sólo su pequeño mundito del Ego complacido, no sentían amor por sus seres más cercanos, por sus hijos y familia?...
El que nosotros no lo haríamos, ¿nos hace capaces de juzgar los sentimientos de los demás?... ¿Sabemos realmente lo que sentían?... ¿Sentimos realmente lo que sentían?...

Palabras del Reverendo Martin Niemöller en 1945 a propósito de los Nazis:

Primero vinieron a por los comunistas,
Y yo no hablé porque no era comunista.
Después vinieron a por los judíos,
Y yo no hablé porque no era judío.
Después vinieron a por los católicos,
Y yo no hablé porque era protestante.
Después vinieron a por mí,
Y para entonces, ya no quedaba nadie que hablara por mí.

Inmersos en atender las necesidades más cercanas solemos perder la perspectiva amplia del futuro que nos espera. Amar a los demás no es sólo amar el círculo más cercano. ¿No vemos nuestro sufrimiento en los demás?... ¿Sólo nos preocupamos de nuestro sufrimiento y el de los más cercanos?...
Podemos ver que tenemos trabajo y un sueldo con qué alimentar a nuestros hijos, y está bien. Pero también podemos ver que nuestros hijos se crían en casas llenas de barrotes contra ladrones, que campan a sus anchas por las calles mientras nosotros nos encerramos, que nuestro sueldo es menor cada día, que muchos mueren de hambre cada hora, que el aire que respiramos es más venenoso, que las crisis nunca tocan a ciertos grupos minoritarios de personas, que nos manipulan mentalmente, que lo que llaman justicia es sólo un juego donde son inmunes ricos y poderosos,… Y no hacer algo por mejorarlo. Y está bien, cada cual hace lo que quiere, y en el querer hacer ciertas cosas se encuentra cierto sacrificio de otras, lo cual no significa no sentir algo por todos, desde los más cercanos hasta los más lejanos. Se habla mucho de que todos somos uno y demás, pero ¿Hacemos en coherencia y consecuencia?... ¿Hacemos algo por aliviar los sufrimientos del mundo?... Ya no se trata de una casa con una familia, sino de la familia humana y el planeta. Todo es cuestión de perspectiva, de sentir el sufrimiento latente bajo la apariencia, del dolor escondido que grita inaudible en las caras de quienes nos encontramos por la calle, o vemos por televisión en países lejanos…
Ciertamente, desde la perspectiva limitada a nuestro mundito Egoísta, Ególatra o Egocentrista, las acciones revolucionarias, o evolucionarias de quienes ampliaron su sentir al mundo entero, podrán parecernos egoístas de igual forma. Porque consideramos que lo correcto es lo que hacemos nosotros sujetos a nuestra personal perspectiva. ¿Somos capaces de preguntarles a otros sus motivos?... O tememos que nos amplíen nuestra visión personal y sintiendo sus realidades, estas se hagan nuestras y nos impulsen a realizar ciertos sacrificios dolorosos para el Ego complacido en su Estatus actual… A la mayoría le es más fácil criticar a los demás desde su punto de vista. Es doloroso ver realidades más amplias que rompen la actual, limitada a un estrecho círculo donde en cierta medida nos sentimos controladores de nuestras vidas. En el siguiente paso podemos encontrar la muerte, como el Che la encontró en Bolivia, y eso es un miedo que el Ego programado no suele permitirse correr; para reafirmarse siempre en que lo que hace es lo correcto, lo mejor, lo más adecuado para no tener que sufrir más allá de las pequeñas cosas a nuestro alrededor. Y está bien… Pero recordemos, que quizá, algún día ya no quede nadie para luchar por nosotros; ¿Quién defenderá entonces nuestra familia?... Dejar que las cosas las arreglen otros es la mejor forma de perder lo que amamos cuando ya puede ser tarde para hacer algo por nosotros mismos. LEVÁNTATE Y ANDA, SINTIENDO LO CORRECTO Y ACTUANDO EN CONSECUENCIA, LA RESPONSABILIDAD SERÁ NUESTRA SUCEDA LO QUE SUCEDA. Y PARA ESTO SE REQUIERE GRAN VALOR, PUES CIERTAMENTE SER EVOLUCIONARIO, AUNQUE SEA DE ALMA, SUPONE CONFLICTOS INMEDIATOS, Y LA MUERTE A LO QUE FUIMOS, PERO NUNCA SUPONE QUE NO AMAMOS A QUIENES DEJAMOS DE VER. POR NOSOTROS, DONDE ELLOS SE INCLUYEN, LO HACEMOS, PORQUE EN HACER ALGO POR TODOS, SE ENCUENTRA EL SENTIDO DE UNIDAD: Y YA NO SE HABLA O HACE EN FORMA DEL YO, O EL NOSOTROS EN UN SENTIDO DE FAMILIA LIMITADA, CONDICIONADA, SINO QUE SE HABLA Y ACTUA, POR UN NOSOTROS DE CARÁCTER PLANETARIO…:
NUESTRO AMOR HABRÁ TRASCENDIDO LAS FRONTERAS.

Isaac Fernández de la Villa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENTRADAS RECIENTES